29 de Nov de 2022

América

Obama ve cerca la reforma de salud

WASHINGTON, DC. Los demócratas que controlan las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos impulsarán un voto partidista bajo el proces...

WASHINGTON, DC. Los demócratas que controlan las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos impulsarán un voto partidista bajo el proceso de reconciliación para aprobar la reforma de salud que busca el presidente Barack Obama.

En sus esfuerzos, sin embargo, los demócratas corren el peligro de alienar a los republicanos en futuros esfuerzos bipartidistas como la inmigración.

Tanto el Senado como la Cámara de Representantes ya aprobaron sus respectivas propuestas de salud, pero requieren el visto bueno a una versión unificada por medio del denominado proceso de reconciliación, que requeriría de una mayoría simple en un voto partidista.

Las principales diferencias que deben limar los demócratas en la fase de reconciliación son las restricciones a fondos federales para pagar abortos y el acceso de seguro médico privado a los inmigrantes indocumentados.

El asesor de la Casa Blanca, David Axelrod, dijo que espera que la Cámara de Representantes vote sobre un proyecto que presentó hace unas semanas el presidente Barack Obama, que incluye mejoras y hasta propuestas de los republicanos.

OBAMA BUSCA APOYO

Con un sentido de urgencia, el presidente Barack Obama y los líderes demócratas presionaban a titubeantes legisladores de sus filas a respaldar la reforma de salud, determinados a dar al partido algún logro que mostrar a los votantes en las elecciones de noviembre.

Obama partió ayer a Ohio, donde hará un esfuerzo de última hora por una legislación que el demócrata a cargo de contar los votos en la Cámara Baja dice aún carece del apoyo necesario para ser aprobada.

Axelrod, dijo que está “absolutamente confiado” en que la propuesta va a ser aprobada en una semana. “Esta es la semana en la que se realizará la importante votación”, dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca, Robert Gibbs. “Pienso que es la semana culminante para la reforma de salud”.

El comité presupuestario de la Cámara de Representantes iba a votar sobre la medida, uno de los pasos finales en la larga batalla de los demócratas por llevar la ley al despacho del presidente.