Temas Especiales

23 de Nov de 2020

América

La esperanza reducida

Seguimos de cerca la reciente reunión de MERCOSUR. Una mezcla de decepción con profunda preocupación, que ya existía, por el presente y ...

Seguimos de cerca la reciente reunión de MERCOSUR. Una mezcla de decepción con profunda preocupación, que ya existía, por el presente y futuro de esta parte del mundo, nos acerca a conclusiones casi definitivas. América Latina en general y la parte más sur del continente, con excepciones distinguidas, pareciera condenada a procesos de destrucción de toda esperanza para alcanzar un nivel de vida satisfactorio. El increíble juego de oportunismos múltiples y de equilibrios inestables genera situaciones inaceptables en la búsqueda de alternativas que congelen la panorámica actual.

¿Para qué sirve MERCOSUR? Además de ser escenario para la demagogia y la hipocresía llevadas a extremos repugnantes y, lo más triste, para disimular, en nombre de una unidad más aparente y acomodaticia que real, asquerosos negociados de los cuales se salvan apenas unos cuantos gobiernos del área. Los representantes de estos últimos, estando presentes, miran para otro lado, se hacen de la vista gorda.

Terminan sumándose a la falsedad integracionista de una estructura que se está creando para interferir la independencia de repúblicas ya afectadas por las acciones de los promotores, por la acción directa de jefes de estado financiados por el dinero negro del petróleo y los intereses subalternos de las estructuras organizadas de la corrupción que infecta la actividad pública y buena parte de la privada, de casi nuestros países.

Ejemplos de cuanto digo están a la vista. A estas alturas nadie tiene dudas sobre la verdadera naturaleza de las acciones del señor Chávez, ni con relación a las complicidades de Evo Morales y de Correa. Tampoco engaña a nadie la hasta triple personalidad de Lula, en su juego permanente para estar bien con todo el mundo al mismo tiempo, pero el juego está descubierto.

Mención especial merece la designación del ex presidente argentino Néstor Kirchner como primer Secretario General de una organización sin personalidad jurídica a nivel internacional. Este señor está cuestionado dentro y fuera de su país. Sometido a severas investigaciones por corruptelas que van caracterizando el desempeño presidencial de su esposa, Cristina, alcahueta tanto de su marido, como de la conexión venezolana-argentina que estremece a los pueblos ante el silencio cómplice de muchos líderes tenidos por decentes.