Temas Especiales

24 de May de 2020

América

Levantan bloqueo en el río Uruguay

MONTEVIDEO. Un grupo de ambientalistas argentinos resolvió la medianoche del miércoles suspender por 60 días el corte de una ruta hacia ...

MONTEVIDEO. Un grupo de ambientalistas argentinos resolvió la medianoche del miércoles suspender por 60 días el corte de una ruta hacia un puente fronterizo con Uruguay, que mantienen bloqueado hace tres años y medio en rechazo a una fábrica de celulosa.

La Asamblea Ambiental de Gualeguaychú (al norte) dijo que liberará el paso, pero se mantendrá a la vera del camino al puente que une a esa ciudad argentina con la uruguaya Fray Bentos, donde está instalada la planta de UPM (antigua Botnia).

La asamblea aprobó casi por unanimidad a favor de negociar con el gobierno argentino de Cristina Kirchner la búsqueda de una salida al conflicto, pero quedó dividida al momento de decidir si lo hacían ‘quedándose arriba de la ruta o bajando’.

LAS EXIGENCIAS

Los ambientalistas exigieron a los gobiernos de Argentina y Uruguay, duramente criticados en las intervenciones, que en ese lapso avancen con ‘medidas concretas y efectivas’.

A cambio de suspender el corte, los asambleístas reclaman un monitoreo conjunto en la fábrica de capital finlandés, para verificar si contamina, y señalan que esperan una decisión al respecto del gobierno uruguayo del presidente José Mujica.

Así, los vecinos de Gualeguaychú, de 66,000 habitantes, suspenden el bloqueo al puente internacional, que se inició en noviembre de 2006 luego de que el gobierno de Nestor Kirchner presentó querellas penales y civiles con acusaciones contra varios de sus dirigentes.

EL CONFLICTO

El conflicto por la planta llegó a la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que se pronunció a finales de abril de este año y consideró que Argentina ‘no aportó pruebas concluyentes’ de que la pastera esté ‘afectando la calidad de las aguas o el equilibrio biológico’ del fronterizo río Uruguay.

A la vez, la Corte dijo que Uruguay incumplió su deber de informar al gobierno argentino sobre este emprendimiento, que entró a funcionar a finales del 2007.

REACCIONES

El presidente José Mujica afirmó que, tras el levantamiento del corte, se abre un nuevo periodo de negociación con Argentina.

Mujica ratificó su compromiso para comenzar a trabajar en el monitoreo conjunto sobre la polémica planta de celulosa, aunque aclaró que ‘en la fábrica no entraremos ni ellos ni nosotros, ingresarán los técnicos; es la ciencia la que debe resolver si contamina o no y no los políticos’.

El mandatario también quiere involucrar a Brasil en los controles porque el río Uruguay pasa además por ese país. Mujica dijo también que, a su entender, lo que sigue debería ser ‘un monitoreo de los tres países’ de la región.