06 de Dic de 2021

América

Tamaulipas sin tomar un respiro

CIUDAD VICTORIA. Un coche bomba estalló ayer frente a instalaciones del gigante de medios Televisa, en el norteño estado mexicano de Tam...

CIUDAD VICTORIA. Un coche bomba estalló ayer frente a instalaciones del gigante de medios Televisa, en el norteño estado mexicano de Tamaulipas, sin que se reportaran heridos y tras el hallazgo esta semana de 72 cuerpos de asesinados por narcotraficantes.

El vehículo estalló a unos metros de la entrada de los estudios de Televisa ubicados en una zona habitacional de la capital estatal, Ciudad Victoria, a unos 350 kilómetros al sur de la frontera con Texas. Algunos vehículos que estaban estacionados en la misma calle e inmuebles aledaños quedaron dañados. En cuanto a la autoría, ningún grupo se responsabilizó del ataque de inmediato y tampoco estaba claro qué tipo de explosivos se utilizaron o la forma en que fueron detonados. Autoridades no habían hecho declaraciones al respecto.

A mediados de julio, otro coche bomba estalló en la violenta y fronteriza Ciudad Juárez, en el primer ataque de este tipo que se registraba en el Gobierno del presidente Felipe Calderón.

TAMAULIPAS

Esta zona se ha convertido en escenario de algunos de los hechos más violentos relacionados con el narcotráfico por la encarnizada lucha del cartel del Golfo con su escindido grupo, Los Zetas, por rutas y territorios.

Las 72 personas muertas fueron asesinadas por narcotraficantes ante su negativa a sumarse a sus actividades criminales, según testimonios de un sobreviviente de la masacre. Un agente de la fiscalía estatal que investigaba la masacre —la mayor desde que el Gobierno lanzó una campaña contra los carteles del narcotráfico— fue reportado como desaparecido.

El presidente señaló ayer que su Gobierno seguirá enviando fuerzas federales a estados y municipios ‘para contrarrestar la acción de los criminales’. ‘La barbarie cometida con el homicidio de 72 personas, migrantes, habla del grado de violencia (...) con el que actúan los criminales’, agregó el mandatario en un discurso.

ONU Y OEA

Las Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos y organismos de derechos humanos repudiaron ayer la matanza y reclamaron esfuerzos para que no quede impune y evitar así nuevos casos. ‘Estoy profundamente impactada por estos asesinatos, que prueban la crítica situación de los inmigrantes en ese país (México)’, dijo la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, en un comunicado divulgado este viernes en Ginebra. Pillay exhortó a las autoridades mexicanas a ‘realizar una investigación urgente, transparente e independiente’ y subrayó que lograr que no haya ‘impunidad’ es ‘crucial para evitar que se repita un crimen de estas características’.

Por su parte, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, hizo hincapié en la necesidad de que ‘todos los gobiernos de la región trabajen juntos en la búsqueda de fórmulas que permitan enfrentar coordinadamente la acción nefasta del crimen trasnacional’. ‘Este trágico episodio refleja la confluencia de dos fenómenos que afectan el desarrollo de América Latina y su sistema democrático: la acción del crimen organizado y la desprotección que viven tantos compatriotas latinos que emigran en busca de un futuro mejor. Confío en que el gobierno hará todo lo posible para acabar con esto’.

En este mismo sentido se pronunció la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al urgir al Estado mexicano a adoptar ‘de manera urgente todas las medidas necesarias para proteger a todos los migrantes en su territorio y garantizar el respeto absoluto a sus derechos humanos’. Ésta recordó que en una audiencia pública celebrada en marzo recibió ‘información muy grave’ sobre 18.000 casos de secuestro de migrantes en tránsito en 2009.