Temas Especiales

25 de Nov de 2020

América

Lluvias seguirán causando estragos

CIUDAD DE GUATEMALA. Al parecer, las torrenciales lluvias que han azotado Guatemala durante el fin de semana y que han dejado decenas de...

CIUDAD DE GUATEMALA. Al parecer, las torrenciales lluvias que han azotado Guatemala durante el fin de semana y que han dejado decenas de muertos y desaparecidos no dejarán de cesar por varios días, anunciaron los pronósticos. Las fuertes lluvias forzaron a las autoridades a suspender las labores de rescate y desalojar a residentes de saturadas colinas el domingo. Por su parte, el presidente guatemalteco, Álvaro Colom, se muestra muy preocupado al respecto y anuncia que su prioridad en la agenda es sin duda atender la emergencia.

‘Lo prioritario ahorita es atender la emergencia, el país está en emergencia. No hay fondos para atender otro desastre como el provocado por (la tormenta) Agatha’ en mayo pasado, afirmó el mandatario tras realizar un recorrido aéreo por el país.

‘Están muy inestables los cerros, están cargados de agua. Realmente es un área peligrosa. Hay derrumbes en todos lados, en todas carreteras principales del país’, señaló. Las personas ‘están esperando el rescate de sus amigos, familiares, padres, hijos (...). Realmente ha sido un fin de semana trágico para el país’, agregó.

EL DESASTRE

Servicios de emergencia de Guatemala reanudaron la búsqueda de víctimas de los deslaves.

Funcionarios del cuerpo de bomberos de la ciudad dijeron que habían recuperado 24 cuerpos tras dos grandes deslaves el fin de semana en una de las principales carreteras del país en el poblado de Cumbre de Alaska, al noroeste de la capital. Se estimaba que las víctimas fatales podrían llegar a 50.

Las autoridades improvisaron una morgue a unos 500 metros de la zona del desastre. Por su parte, y en medio del dolor, algunos familiares desesperados se llevaron los cuerpos de sus seres queridos sin esperar una autorización judicial para ello.

Aunado a las escenas de dolor de los familiares, prevalece el temor por parte de los socorristas, quienes en al menos una ocasión han tenido que retirarse del área ante la posibilidad de un nuevo deslizamiento.

Esto se debe al alud registrado el sábado que sepultó un autobús, en el kilómetro 83 de ruta Interamericana, dejando 12 muertos, mientras que en otros incidentes provocados por las lluvias en el resto del país fallecieron al menos otras ocho personas.

Los aludes obligaron a las autoridades a cerrar tramos de la ruta Interamericana por tiempo indefinido.

Estimaciones preliminares dadas a conocer por el presidente indican que se requieren unos $500 millones para atender a los damnificados y reparar los daños provocados por las lluvias.

Por tanto, Guatemala se suma a la lista de países golpeados por las grandes inundaciones como las de: Pakistán, China y El Salvador, entre otros.