Temas Especiales

29 de Nov de 2020

América

Interpol alerta del aumento del peligro

GAINESVILLE. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo ayer en una entrevista a la cadena ABC, que la quema del Corán que plan...

GAINESVILLE. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo ayer en una entrevista a la cadena ABC, que la quema del Corán que planea una iglesia evangélica de Florida (sureste) causará disturbios en los países musulmanes y ánimo de venganza contra Europa y Estados Unidos.

‘La quema del Corán es destructiva y puede traducirse en una bonanza de reclutamiento para organizaciones islámicas radicales’, manifestó. ‘Pueden producirse graves actos de violencia en sitios como Pakistán o Afganistán’, explicó el mandatario. ‘Esto es una bonanza de reclutamiento para Al Qaeda’, agregó.

Por otro lado, la Interpol se ha manifestado muy preocupada al respecto y ha alertado sobre el peligro que la quema del Corán puede suponer. ‘Interpol emitió una alerta global ayer a sus 188 países miembros, a petición del ministro paquistaní del Interior debido a la fuerte posibilidad de ataques violentos contra personas inocentes, si la propuesta de un pastor en Estados Unidos de quemar copias del Corán se lleva a cabo’, aseguró la organización, con sede en Lyon, en un comunicado. ‘Aunque todavía no conocemos los detalles, seguro que la quema del Corán tendrá consecuencias trágicas y podría costar la vida a muchas personas’, subrayó el secretario general de la Interpol, Ronald Noble.

‘Una de las principales funciones de la Interpol es prevenir la delincuencia y, por eso, se nos notifica cualquier amenaza creíble contra la seguridad pública. Es nuestro deber transmitir esta información a las agencias de policía en el mundo para que adopten las medidas adecuadas’, añadió Noble. En este sentido, indicó que ‘el 11 de septiembre es un día en el que el mundo debería unirse y redoblar sus esfuerzos para prevenir y luchar contra el terrorismo’, y criticó que una persona como el pastor Terry Jones vaya a llevar a cabo ‘actos provocadores’ que darán ‘propaganda’ a los radicales para que conviertan ‘un día de recuerdo’ en otro de ‘reclutamiento de terroristas’.

Parece que tantas advertencias sobre las posibles consecuencias que dicho acto puede tener han hecho que el pastor Terry Jones abra los ojos. Por ello, la Iglesia evangélica Dove World Outreach Center señaló ayer que suspendería esos planes si se lo pide el gobierno.

Por su parte, Terry Jones dijo al diario USA Today que no fue contactado por la Casa Blanca, el Pentágono o el Departamento de Estado. Si eso ocurriera, ‘definitivamente nosotros lo volveríamos a pensar. Eso es lo que estamos haciendo ahora. No pienso que una llamada de ellos sea algo que queramos ignorar’, precisó Jones al periódico.