Temas Especiales

04 de Jul de 2022

América

Buscan acercarse al poder judicial

SANTIAGO DE CHILE. Los 37 representantes de los presos mapuches que mantienen una huelga de hambre en el sur de Chile —algunos desde hac...

SANTIAGO DE CHILE. Los 37 representantes de los presos mapuches que mantienen una huelga de hambre en el sur de Chile —algunos desde hace 81 días— aclararon ayer que no buscan una negociación con el Poder Judicial, sino un acercamiento para hacerle ver que el trato a los indígenas ha sido injusto.

‘Entendemos que los poderes son autónomos y que de ninguna manera vamos a poder negociar con el Poder Judicial’, dijo a radio ADN María Tralcal, portavoz de los comuneros que mantienen el ayuno en la cárcel de la ciudad de Temuco.

‘Nosotros queremos conversar con dicho poder para manifestarle todas las irregularidades que hay detrás de los enjuiciamientos de los hermanos y eso tiene que ver con la presencia de testigos protegidos y con los montajes que han hecho las fiscalías’, precisó la portavoz de los comuneros.

Las declaraciones se producen después de que este martes el presidente de la Corte Suprema, Milton Juica, descartara sumarse a una mesa de diálogo para buscar una solución al ayuno porque la ley lo prohíbe.

Juica se mostró, sin embargo, dispuesto a recibir a representantes mapuches para explicarles esos impedimentos legales.

EL FRACASO DEL DIÁLOGO

El pasado lunes, el Gobierno dio por fracasado el diálogo debido a lo que consideró exigencias desmedidas de los comuneros, que demandaron la presencia de todos los poderes del Estado en la instancia.

Los mapuches, que se consideran presos políticos, exigen que no se les aplique la ley antiterrorista, no ser sometidos a un doble juicio ante tribunales civiles y militares y que no se utilicen testigos sin rostro en sus procesos.

El número de huelguistas aumentó este martes a 38 con la incorporación a la medida de tres comuneros presos en la cárcel de Temuco —Hugo Melinao, Cristian Levinao y Sergio Licán—, quienes fueron detenidos el pasado 15 de septiembre, acusados de incendio.

‘Con el Poder Judicial nos gustaría tener un acercamiento para poder denunciar todo este tipo de irregularidades, ya que entendemos que su labor es tratar de llevar en mejor forma la justicia’, subrayó Tralcal.

La portavoz valoró positivamente la disposición del presidente de la Corte Suprema para conversar con ellos, pese a las restricciones legales, pero lamentó la posición del Gobierno, que además de cortar el diálogo declaró ‘inviable’ la vía legislativa para solucionar el problema.

En tanto, 45 mujeres mapuches emprendieron ayer desde Temuco un viaje a la capital chilena (Santiago), donde esperan, según dijeron sus dirigentes, entregar hoy una carta dirigida al presidente del país Sebastián Piñera en La Moneda.

EL CONFLICTO

Unos 700 mil mapuches son la mayor de las ocho etnias que en Chile viven en tres mil comunidades. Rechazan la entrega de porciones de tierras individuales, como propuso el gobierno, y exigen restitución de tierras ancestrales a las comunidades.

‘El conflicto comenzó cuando las mineras, forestales y explotaciones trasnacionales buscaron saquear nuestras tierras’, señaló Manuel Chocori, representante de los mapuches en huelga de hambre.