23 de Feb de 2020

América

Ecuador recuerda rebelión policial

ECUADOR. Miles de seguidores del presidente Rafael Correa se congregaron ayer, viernes, en Quito para celebrar lo que consideran el ‘tri...

ECUADOR. Miles de seguidores del presidente Rafael Correa se congregaron ayer, viernes, en Quito para celebrar lo que consideran el ‘triunfo de la democracia’, tras la rebelión policial del 30 de septiembre de 2010 que el mandatario reiteró fue un fallido golpe de Estado con saldo de diez muertos.

SIMPATIZANTES

Centenas de simpatizantes llegaban en autobuses desde varias regiones para participar en la tarde en dos marchas que confluirán en el norte de la ciudad, en una concentración que liderará el gobernante socialista, quien previamente asistió a una misa por las víctimas.

Además de las 10 personas fallecidas, la rebelión policial dejó unos 300 heridos.

Los actos fueron convocados por el oficialismo bajo el lema ‘30S, el día que triunfó la democracia’, y motivaron que la oposición acusara a Correa de usar la fecha en favor de su tesis sobre un intento de derrocamiento.

El 30 de septiembre de 2010 ‘hubo un golpe de Estado fallido, eso es claro, pero no tuvieron éxito por el apoyo popular’ a su gobierno, dijo el mandatario a la radio pública, ratificando que la tentativa fue obra de policías corruptos y opositores.

Esa versión fue rebatida nuevamente por dirigentes opositores como el congresista Galo Lara, copartidario del ex presidente Lucio Gutiérrez (2003-2005), a quien Correa señala de instigar la protesta policial para derrocarlo.

‘No hubo un intento de golpe, sino una ley que suprimió bonos de policías y militares para que ese dinero financiara los viajes presidenciales’. Fue lo que motivó que esas fuerzas se sintieran traicionadas’, indicó Lara.

El legislador se refería a una ley, aprobada un día antes de la sublevación, que eliminó primas por ascensos y condecoraciones en la fuerza pública, y que desencadenó el motín.

El mandatario fue retenido durante casi 11 horas en un hospital donde se refugió tras ser agredido por insurrectos, y del cual fue rescatado por militares en medio de una cruenta balacera.

Dos militares, dos policías y un civil murieron en ese operativo y otros hechos vinculados a la revuelta.

Cinco civiles también fallecieron durante saqueos en Guayaquil (suroeste).

DISCULPAS POLICIALES

La Policía de Quito pidió disculpas tras asumir la responsabilidad ayer, viernes, por la rebelión que centenas de uniformados protagonizaron hace un año con saldo de diez muertos, y que el presidente Rafael Correa asegura fue aprovechada por opositores para intentar derrocarlo.