Temas Especiales

08 de Mar de 2021

América

La conexión iraní en Latinoamérica

L atinoamérica rara vez aparece como un tema importante en los debates presidenciales de Estados Unidos, pero todo parece indicar que es...

L atinoamérica rara vez aparece como un tema importante en los debates presidenciales de Estados Unidos, pero todo parece indicar que esta vez lo hará, por un motivo del que poco se hablaba hasta ahora: la conexión iraní.

El aspirante republicano Mitt Romney y los líderes republicanos en el Congreso están incrementando sus ataques contra el presidente Barack Obama, alegando que no está haciendo lo suficiente para detener lo que consideran una ofensiva de Irán de usar a Latinoamérica como plataforma de lanzamiento de ataques terroristas contra Estados Unidos.

El tema está concitando creciente atención en Washington. El 2 de febrero, en momentos en que Irán lanzaba su propia cadena de televisión en español en Latinoamérica, luego de la visita del mes pasado del presidente Mahmoud Ahmadinejad a Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Cuba —la quinta que hace la región en los últimos cinco años—, el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes celebró audiencias sobre ‘La agenda de Irán en el Hemisferio Occidental’.

Las audiencias se celebraron horas después de que el jefe de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, James Clapper, declaró que los funcionarios iraníes ‘están dispuestos ahora a lanzar un ataque en Estados Unidos’. Clapper no sugirió explícitamente que esos ataques provendrían de Latinoamérica, pero los líderes parlamentarios republicanos sí lo hicieron.

La presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara, la republicana por Miami Ileana Ros-Lehtinen, dijo en su discurso de apertura de las audiencias que la alianza de Irán con Venezuela, Nicaragua, Cuba y Ecuador ‘puede plantear una amenaza inmediata, proporcionándole a Irán una plataforma en la región para lanzar ataques contra EEUU, nuestros intereses y nuestros aliados’.

Citando la denuncia de Estados Unidos el año pasado de una conspiración de las fuerzas especiales de Irán destinada a matar al embajador saudita en suelo estadounidense, y el plan del 2007 de un diplomático iraní en México que pretendía lanzar un ciber-ataque contra EEUU, Ros-Lehtinen agregó que ‘el hecho de que el brazo militar de un estado patrocinador del terrorismo tenga operativos en múltiples países de nuestro hemisferios es sin duda causa de alarma’. En su testimonio ante el comité, el investigador de la Universidad de Miami José Azel advirtió sobre un escenario catastrófico en el que — así como la ex Unión Soviética empezó a construir bases nucleares en Cuba en la crisis de los misiles de 1962— Irán podría instalar armas nucleares apuntadas contra el territorio estadounidense en Venezuela.

ANALISTA