Temas Especiales

16 de Jan de 2021

América

Maduro y Cabello cubren a Chávez

VENEZUELA. El pasado 5 de Enero Estados Unidos (EEUU) confirmó que mantuvo contactos con Venezuela en la busqueda de normalizar las rela...

VENEZUELA. El pasado 5 de Enero Estados Unidos (EEUU) confirmó que mantuvo contactos con Venezuela en la busqueda de normalizar las relaciones diplomáticas entre ambos paíes. Este suceso ha vuelto a despertar rumores sobre las supuestas divisiones en la cúpula de poder del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Ya desde hace un tiempo se ha estado especulando sobre una lucha entre dos alas del oficialismo que compiten por llenar el vacío que dejaría Hugo Chávez si no puediese asumir el cargo de presidente por problemas de salud. Estas dos vertienes están representadas por: el vicepresidente y canciller Nicolás Maduro y el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello. Pero, ¿por qué esta confirmación de parte de EEUU insita tales rumores?

Según el diario Nuevo Herald de Miami, la responsable de Washington para Latinoamérica, Roberta Jacobson, mantuvo conversaciones con Maduro en noviembre. El mes siguiente un emisario de Maduro se entrevistó en la Casa Blanca con el jefe para América Latina en el Consejo Nacional de Seguridad, Ricardo Zúñiga. Durante estas conversaciones el gobierno de EEUU indicó al venezolano que para ganarse su confianza estos exigían unos pasos intermedios previos a la normalización de las relaciones. Entre las exigencias, estaría el retorno de la Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA), institución que fue expulsada de Venezuela en el 2010. No parece haber ningún problema hasta ahora, pero solo si no olvidamos que Cabello tiene un asunto pendiente con la DEA.

‘Rangel Silva y Cabello dirigen operaciones del narcotráfico’. Estas fueron parte de las declaraciones de un exjuez de la Corte Suprema venezolana hechas en Abril del 2012. El exjuez Eladio Aponte, quién fue destituido de su cargo por supuestos nexos con el narcotráficante Walid Makled, pero que más tarde terminaría cooperando con funcionarios de la DEA en Washington para brindar testimonio sobre las operaciones de narcotráfico en Venezuela. En su testimonio indicó que estas operaciones eran dirigidas por el exministro de Defensa (Silva), el presidente de la AN (Cabello) y el general Cliver Alcalá. Desde entonces Cabello aparece en la lista de los buscados por la DEA.

Si la DEA retornase a Venezuela, como exige el gobierno estadounidense, ¿esto implicaría un revés para Cabello en lo que respecta a sus aspiraciones políticas? ¿Se iniciaría un proceso judicial en su contra? Aunque no hay nada dicho, el regreso de la DEA podría beneficiar a Maduro en la lucha de poder. Pero, ¿Maduro aceptaría tomar tal decisión a sabiendas de que puede afectar a Cabello? Según el diario español ABC ambas partes (EEUU y Venezuela) ya se comprometieron a dar los pasos necesarios, pero con discreción.

No obstante, tanto Maduro como Cabello han reiterado en diversas ocasiones que no existe tal lucha por el liderazgo en el PSUV, se trata de información producida por la oposición venezolana y que Maduro calificó como una ‘guerra psicológica sucia’. En este sentido Maduro advierte que el objetivo de esta información es desestabilizar el país.