Temas Especiales

22 de Apr de 2021

América

La batalla en contra del Imperio

CARACAS. los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Bolivia, Evo Morales, unieron sus fuerzas en su rechazo a las políticas de E...

CARACAS. los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Bolivia, Evo Morales, unieron sus fuerzas en su rechazo a las políticas de Estados Unidos en una reunión ayer en el Palacio Presidencial de Miraflores en Caracas.

Ambos presidentes coincidieron en que sus países viven en un estado de ‘batalla permanente frente al imperio que representa Estados Unidos’, a quien acusaron de ‘no respetar el multilateralismo y las decisiones tomadas al interior de Naciones Unidas’.

Morales, viajó a Caracas desde Nueva York, donde en su intervención en la Asamblea General de Naciones Unidas propuso la creación de un tribunal de los pueblos para juzgar al mandatario estadounidense, Barack Obama, por delitos de lesa humanidad.

‘La propuesta que ha hecho el compañero Evo Morales de buscar que la Asamblea General de Naciones Unidas pueda sesionar en otras sede de la ONU, estamos absolutamente de acuerdo’, afirmó Maduro.

Por último, el mandatario venezolano indicó que Brasil o cualquier otro país de Sudamérica podrían ser sedes de la ONU, además de prometer ‘trabajar con empeño para más temprano que tarde ver resultados en ese frente’.

CONSENSO FALLIDO

Los países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) no lograron consenso ayer en Nueva York para emitir una posición conjunta sobre la denuncia de Venezuela contra Estados Unidos de obstaculizar el viaje del presidente Nicolás Maduro a la Asamblea General de la ONU, indicaron fuentes diplomáticas.

Estos tampoco llegaron a un acuerdo para elegir a su nuevo secretario general, que debe reemplazar al venezolano Alí Rodríguez, según las mismas fuentes.

‘Se habló del tema, de todo lo que ha pasado. Se presentaron varias alternativas, primero hacer una declaración, también hacer algo junto a Naciones Unidas, pero al final no hubo ninguna propuesta que pudo ir adelante’, dijo el subsecretario general de América del Sur, Central y el Caribe de Brasil, Antonio Simoes.

Según Simoes, ‘algunos países no compartieron el criterio de Venezuela y sus aliados del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos), que el jueves anunció que denunciaría ante la ONU las acciones inamistosas de Estados Unidos contra sus miembros.

Otra fuente diplomática explicó que la negativa se debió a que ciertos miembros de Unasur defendieron la posición de Estados Unidos en tanto que nación soberana a la hora de los requisitos para el sobrevuelo de su territorio o la emisión de visados.

‘Unos países argumentaban que esos procedimientos son temas que deben respetarse en cada país y que Estados Unidos en este caso pedía que se cumpla una serie de requisitos y que a lo mejor esos requisitos no se cumplieron’, afirmó esta fuente.

En la reunión, la cual tuvo lugar al margen de la Asamblea General, no estuvo presente el canciller venezolano, Elías Jaua, que viajó a la ONU en reemplazo de Maduro. Venezuela estuvo representada por la viceministra para América Latina y el Caribe, Verónica Guerrero.