Temas Especiales

31 de Mar de 2020

América

Bachelet y un nuevo ciclo en Chile

Los resultados de la primera de la vuelta de las elecciones chilenas aseguran que la enorme distancia entre las principales candidatas, ...

Los resultados de la primera de la vuelta de las elecciones chilenas aseguran que la enorme distancia entre las principales candidatas, lleve el próximo 15 de diciembre a Michelle Bachelet a la presidencia de Chile. La que fuera inquilina de La Moneda entre 2006 y 2010 obtuvo algo más de un 46% de los votos frente al 25% de Evelyn Matthei, la candidata oficialista de la derecha. Antiguas compañeras de colegio, ambas son hijas de militares, Bachelet de un general represaliado por la dictadura y Matthei de un general que formó parte de la Junta Militar tras el golpe contra Salvador Allende.

Desde que en 1988 Pinochet tuvo que abandonar el poder tras un referéndum, Chile ha cambiado mucho y ha evolucionado social y económicamente. El país es uno de los principales polos de crecimiento y desarrollo dentro de América Latina, disputándose los primeros puestos de las clasificaciones económicas del continente. Sin embargo, todo ese crecimiento se ha basado en un sistema y un modelo heredado de los años de la dictadura. Los diferentes gobiernos de la Concertación, la gran coalición de socialistas y cristianodemócratas, gestionaron con habilidad una economía y un país que ya ha superado las páginas más negras del pinochetismo.

Sin embargo, de alguna manera, la herencia de aquellos años sigue presente. La Constitución es la misma, el sistema económico y fiscal también y los elementos esenciales del estado del bienestar, educación y sanidad, están basados en los principios neoliberales impuestos durante la dictadura e importados de la escuela de la Chicago. Los gobiernos de centro izquierda no quisieron afrontar esos cambios estructurales en aras de un bien superior: garantizar una transición pacífica sobre un desarrollo económico garantizado. El último gobierno de la derecha ha sufrido en carne propia el descontento con el sistema, y a las masivas protestas estudiantiles se ha unido el rechazo mayoritario de los chilenos en la calle por la falta de equidad.

Una educación semiprivatizada que sólo ofrece calidad para unos pocos, un sistema tributario injusto y una Constitución desfasada, representan los grandes retos a los que se enfrenta Bachelet.

La que fuera secretaria general de ONU Mujeres, tiene ante la si la posibilidad de cambiar el ciclo y construir las bases de un país mucho más justo, con un crecimiento repartido de forma proporcional y con un sistema de bienestar que ofrezca igualdad de oportunidades a toda la sociedad.

PERIODISTA