Temas Especiales

18 de Apr de 2021

América

México antepone la prevención a la represión en la lucha contra la droga

A pesar de los avances en el debate y estos éxitos en el frente militar contra el narcotráfico

México antepone la prevención a la represión en la lucha contra la droga
Droga incautada.

México, unos de los países más afectados por la violencia del narcotráfico, reclama un "cambio de visión" en la lucha contra las drogas, centrado más en la prevención y menos en la represión, aunque dejando de lado experimentos unilaterales.


"Nosotros somos muy receptivos e impulsamos la creación de un debate abierto y plural", destacó en Viena la subprocuradora jurídica y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (fiscalía general) de México, Mariana Benítez, al margen de una reunión de alto nivel de la Comisión de Estupefacientes de la ONU.


Según Benítez, en ese debate impulsado por México deben estar "no solo los países consumidores y productores, sino también la sociedad civil, la academia, los expertos y los médicos".


En una entrevista concedida a Efe, Benítez subrayó el enorme énfasis de la Administración del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en la prevención, "no solo del consumo sino del costo social que genera la violencia y el problema de las drogas en general".


Pero México no está solo en esta nueva postura frente a las drogas, ya que cuenta con el apoyo de varios países latinoamericanos, especialmente de Colombia, un histórico productor de drogas.


"Tiene sentido que México, junto con Colombia y otros países que padecemos la violencia, promovamos ese debate serio, profundo y responsable", explicó Benítez.


Se refería así a que en la reunión de Viena esta semana quedó patente que los países latinoamericanos están en la vanguardia de ese nuevo enfoque en la política contra las drogas.


En cuanto a los recientes golpes contra el narcotráfico en México, con la detención del "Chapo Gúzman" y la muerte del "Chayo", la subprocuradora destacó el evidente éxito de la estrategia del Gobierno de Peña Nieto.


"La nueva política está empezando a dar resultados. La estrategia de coordinación, la estrategia donde se está privilegiando la inteligencia, está funcionando", aseveró Benítez.


A pesar de los avances en el debate y estos éxitos en el frente militar contra el narcotráfico, Benítez aseguró que México "es consciente de que eso no va a ser suficiente y que el problema no se va a acabar de la noche a la mañana".


"Lo importante no es desesperarse, lo importante es ir generando mayor consenso y levantar las voces, es muy importante que nos acompañe también la sociedad civil, la academia y los expertos", señaló la fiscal adjunta.


Si bien este proceso será lento, Benítez expresó su esperanza de que ya en los dos próximos años se intensifique el debate.


"Probablemente nos va a tomar varios años, pero la verdad que es un primer triunfo que se haya logrado poner sobre la mesa de debate este tema y estar hablando de que en 2016 los países se van a reunir en la Asamblea General (de la ONU) para discutir este tema", dijo.


"Si México, y otros países que están en la misma lógica que nosotros, no promueven y no impulsan este debate, lo cierto es que se nos pueden ir las generaciones adelante y los países seguiremos padeciendo la misma problemática", advirtió.


Asimismo, Benítez defendió la importancia de actuar en el marco de las convenciones internacionales y evitar decisiones unilaterales, como por ejemplo la legalización de la marihuana en Uruguay o en algunos estados de Estados Unidos.


"Este no es un fenómeno que padece solo un país o ciertas regiones, es un fenómeno global y en consecuencia, México tiene que analizar estas circunstancias con los demás países", recalcó la subprocuradora mexicana.