Temas Especiales

27 de May de 2020

América

Asesinan a dirigente oficialista en estado mexicano de Michoacán

La fiscalía señaló  que alrededor de la 1 de la tarde de este jueves Salvador Vega Ramírez estaba en su negocio de reparación de calzados

El dirigente del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el municipio mexicano de Erongarícuaro, Salvador Vega Ramírez, fue asesinado hoy por pistoleros desconocidos, informó la Procuraduría de Justicia (fiscalía) del estado de Michoacán.

La fiscalía señaló que, según los datos recabados, alrededor de las 13.00 hora local (18.00 GMT) de este jueves, Vega estaba en su negocio de reparación de calzado en el pueblo de Erongarícuaro, cabecera del municipio homónimo, cuando llegaron cinco hombres armados que le obligaron a abordar una camioneta.

El vehículo se alejó del lugar y al llegar a la comunidad de San Francisco Uricho, Vega "fue bajado de la camioneta y privado de la vida por disparo de arma de fuego", señaló la Procuraduría de Justicia.

"Tras el homicidio, los responsables se dieron a la fuga, desconociéndose hasta el momento su paradero", añadió la fuente.

El cuerpo del líder partidista, de 34 años de edad, fue trasladado al servicio médico forense de la ciudad de Pátzcuaro, en Michoacán, apuntó la fiscalía, y agregó que ya realiza las investigaciones para esclarecer el asesinato.

El Gobierno del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, quien pertenece al PRI, lanzó en enero pasado una masiva operación militar y policial para restaurar la legalidad en Michoacán ante la violencia del cártel de "Los Caballeros Templarios" y el avance de los grupos civiles de autodefensa surgidos en 2013 para enfrentar a ese grupo criminal.

Pese a la detención de varios líderes "templarios" a raíz de la intervención federal, Michoacán ha registrado en días recientes un repunte de violencia, con numerosos asesinatos y enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y criminales.

La banda de los "templarios", surgida en 2010 como escisión del cártel de la Familia Michoacana, está acusada de narcotráfico, secuestro, extorsión, homicidio, abusos sexuales, desapariciones e incluso explotación ilegal de minerales.