Temas Especiales

20 de May de 2022

América

‘La gran ambición brasileña es demostrar su modelo de sociedad multicultural’

Adalnio Senna remarcó el progreso de Brasil en las últimas dos décadas, los desafíos y los pasos del país sudamericano

PANAMÁ. Protestas, llantos y una humillación histórica envolvieron a la meca del fútbol y superpotencia de América Latina. Brasil enfrentará elecciones generales en octubre, y la actual presidenta, Dilma Rousseff, aspira a la reelección. Para abordar la realidad del gigante sudamericano, La Estrella de Panamá contactó con el embajador brasileño, Adalnio Senna, quien ve con buenos ojos el futuro del país, teniendo en cuenta que ‘los retos son muchos, pero lo ideal es infinito’.

UN MUNDIAL PARA OLVIDAR... ¿QUÉ VA A HACER BRASIL CON CINCO ESTADIOS CONSTRUIDOS EN ZONAS DONDE NO HAY EQUIPOS DE PRIMERA DIVISIÓN Y CON UNA CAPACIDAD PARA 45 MIL ESPECTADORES? ¿NO CREE USTED QUE EL MULTIMILLONARIO GASTO FUE DESMESURADO EN UN PAÍS DONDE CASI EL 20% DE LA POBLACIÓN VIVE EN CONDICIONES DE POBREZA?

En los últimos diez años, cuarenta millones de personas dejaron de ser pobres e ingresaron a la clase media gracias a los programas de inserción social. En cuanto a porcentajes, Brasil es hoy uno de los países en desarrollo con el menor número relativo de pobres. El porcentaje de la población que vive en condiciones de extrema pobreza se redujo del 14% al 4.2%, aproximadamente, entre el 2001 al 2011. No obstante, aún son números elevados para un país con más de 200 millones de personas. Por otro lado, la Copa del Mundo, junto con las Olimpiadas de 2016, debe ser analizada desde un amplio enfoque. Desde el punto de vista deportivo, el ‘país del fútbol’ tendrá el mejor conjunto de estadios del mundo. Adicionalmente, como un país diversificado, también en el área de los deportes, Brasil tendrá un parque olímpico de excelente nivel. Desde el punto de vista económico, la consultora independiente Ernst & Young estimó que el impacto de estos eventos está cerca de $70 mil millones (o sea, casi dos veces la economía de Panamá), con la creación de 3,6 millones de empleos. Por lo tanto, se observa que el monto de gasto con la construcción de los estadios, cerca de 4 mil millones, es muy inferior ante los números globales.

¿TENDRÁ EL FRACASO DE LA SELECCIÓN CONSECUENCIAS ELECTORALES SOBRE ROUSSEFF?

La derrota por la goleada fue muy triste. Sin embargo, pasado el choque, permaneció la sensación de que la Copa Mundial estuvo muy bien organizada, sin incidentes graves y, sobre todo, fue una fiesta de confraternidad de diferentes naciones. Por otro lado, el pueblo brasileño sabrá, con la madurez política propiciada por el largo proceso de consolidación democrática del país, separar la política del fútbol.

NO OBSTANTE, EN EL PAÍS DEL FÚTBOL, LAS PROTESTAS PUSIERON EN JAQUE A LAS CIUDADES MUNDIALISTAS. ¿CREE QUE FUERON JUSTIFICABLES, O COMO DIJO LULA, ‘LOS BRASILEÑOS HAN ASCENDIDO Y QUIEREN MÁS?’

Los brasileños tomaron conciencia de la posibilidad de acceder a unas condiciones de vida más favorables. Ya no es suficiente pertenecer a la clase media. Pese a la evolución favorable que transformó Brasil en una de las mayores economías del mundo, aún hay muchos retos que superar: proveer educación de excelencia para todos; ofrecer servicios de salud pública de calidad; seguir mejorando la infraestructura, inclusive transportes públicos; adoptar medidas de desburocratización que faciliten la vida del ciudadano; optimizar el sistema tributario y la distribución de recursos; y seguir con los programas implementados con el fin de propiciar los medios para que toda la población tenga una vivienda digna. De todos modos, los retos son muchos y lo ideal es infinito.

¿EN ESO CONSISTE EL PLAN DE TRANSFORMACIÓN NACIONAL, PROGRAMA ESTRELLA DE ROUSSEFF DE CARA A LAS ELECCIONES?

El plan pretende seguir ofreciendo mejores condiciones de vida a todos los ciudadanos en las áreas mencionadas para seguir reduciendo progresivamente las desigualdades y crear un país más justo. La presidenta consolidó el más amplio programa de inclusión social de la historia de Brasil.

EN CUANTO A LA SEGURIDAD, LA ENTRADA DEL EJÉRCITO EN TANQUETAS EN LAS FAVELAS, EN MANOS DE LOS NARCOTRAFICANTES, DICE MUCHO DEL NIVEL DE VIOLENCIA Y LA AUSENCIA DEL ESTADO. ¿CÓMO VE ESE PROBLEMA Y QUÉ SOLUCIONES REALES HAY PARA FRENARLO?

La presencia del Ejército en las favelas, principalmente durante un evento internacional de la magnitud de la Copa del Mundo, con los riesgos involucrados, significó, en realidad, que el Estado mantiene el control de la situación. La violencia en Brasil es un hecho real, pero no constituye una situación distinta a la del promedio mundial. Los turistas transitan libremente por las calles de las ciudades, noche y día, e incluso visitan algunas favelas ‘pacificadas’. Por lo tanto, todo esto es el resultado de una acción gubernamental integral, con la participación no sólo de las fuerzas de seguridad, sino también de asistentes sociales, educadores y psicólogos.

SIN EMBARGO, EL BRASIL BAJO EL MANDO DE ROUSSEFF NO HA CRECIDO TANTO COMO EN LA ETAPA DE LULA, QUIEN HA CRITICADO LA POLÍTICA ECONÓMICA DE DILMA POR ‘CONSERVADORA’. ¿LO COMPARTE? ¿EN QUÉ HA FALLADO EL GOBIERNO EN MATERIA ECONÓMICA?

La grave crisis económica internacional impactó tardíamente en Brasil, pese a las diversas medidas adoptadas, como por ejemplo, los estímulos al crecimiento de la demanda interna. Asimismo, Brasil recibió $64 mil millones de inversiones directas extranjeras en 2013.

¿ESTÁ USTED SATISFECHO CON LA IMAGEN QUE SU PAÍS ESTÁ DANDO AL MUNDO O CREE QUE ALGO DEBE MEJORAR?

Hay una diferencia entre la imagen real y la percibida. Se trata de un movimiento cíclico, que refleja también cuestiones de comunicación e intereses opuestos. Desde hace cinco años, toda la media mundial elogiaba a Brasil como un país modelo. Ahora, las críticas, a veces contumaces, reflejan una perspectiva pesimista. La situación real es la de un país en desarrollo, que progresó en todos los campos de forma extraordinaria en las últimas dos décadas, pero que, naturalmente, enfrenta grandes desafíos. Se trata, por lo tanto, de un proceso exitoso, pero en curso.

EN MATERIA DE POLÍTICA INTERNACIONAL, ¿HACIA DÓNDE CAMINA LA SUPERPOTENCIA DE AMÉRICA LATINA? ¿DÓNDE QUIERE ASENTAR SU EXPANSIÓN E INFLUENCIA?

Brasil es lo que se denomina un ‘global player’; es decir, tiene intereses diversificados en todos los cuadrantes del mundo y participa en la toma de decisiones de carácter internacional. Se observan círculos concéntricos, en los que América Latina y la integración del subcontinente es prioridad directa, pero también se atribuye atención a distintas regiones y a países individualmente, en razón de diferentes afinidades e intereses diversificados. Brasil está presente con embajadas residentes en la mayoría de los países de las Naciones Unidas. Pero, la gran ambición brasileña es demostrar al mundo su modelo de sociedad multicultural, que acepta la diversidad, convive pacíficamente con todos los pueblos y recibe a todos como hermanos.

EL NUEVO BANCO DE DESARROLLO (NEW DEVELOPMENT BANK) DE LOS BRICS (BRASIL, RUSIA, INDIA, CHINA, SUDÁFRICA) ES UNO DE LOS FOCOS DE ATENCIÓN. ¿QUÉ PRETENDEN ESTOS GIGANTES FRENTE A LOS CONSOLIDADOS BANCO MUNDIAL, BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO (BID) Y FONDO MONETARIO INTERNACIONAL (FMI)?

Pretende movilizar recursos para proyectos de infraestructura y de desarrollo sostenible en los BRICS, en otras economías emergentes y en desarrollo. El capital inicial autorizado es de $100 mil millones, de los cuales se han suscrito $50 mil millones. Por lo tanto, su propósito es hacer frente a significativas restricciones de financiamiento en esas áreas. El Banco Mundial y el BID, al igual que los bancos nacionales de desarrollo de los BRICS, seguirán haciendo la parte que les corresponde. Así las acciones son complementarias, de agregación de alternativas financieras para alcanzar un resultado más dinámico.

Y QUÉ DICE DEL ACERCAMIENTO QUE BUSCA LA ALIANZA DEL PACÍFICO CON EL MERCOSUR. ¿CREE QUE SE PUEDAN COMPLEMENTAR BLOQUES TAN DIFERENTES?

De ambos lados hay una preocupación por el desarrollo económico sostenido y la inclusión social. Por encima de todo, existe el respeto común a la diversidad y el deseo de trabajar para el desarrollo de América Latina. En esa dirección, se puede observar y analizar las diversas manifestaciones de los dirigentes de los países integrantes de los dos bloques, que apuntan hacia una colaboración proficua. En ese contexto, cada organización subregional tiene su función y papel relevante: sea el Mercosur, en el ámbito del sur, sea la Unasur, que avanza muy bien, inclusive en términos de integración de infraestructura del subcontinente, sea la Alianza para el Pacífico, en relación a la colaboración entre sus integrantes y la apertura para Asia, sea la OEA, en términos de cooperación continental. Como ejemplo, se puede apreciar que el comercio intra-Mercosur creció en 22 años de existencia nueve veces, pasando de $5 mil millones a $48 mil millones, aproximadamente, en 2012. Paralelamente, crecen las inversiones productivas entre países miembros y asociados, y proliferan los programas de cooperación en las áreas de inclusión social, educación y de libre circulación de personas.

EN TIERRAS MÁS CERCANAS, ¿CÓMO ESTÁN LAS RELACIONES ENTRE BRASIL Y PANAMÁ, DESDE EL PUNTO DE VISTA ECONÓMICO Y POLÍTICO?

Siempre han sido intensas, diversificadas y amistosas: desde la formación de innumerables profesionales panameños en las universidades brasileñas, la cooperación técnica, la participación de empresas en proyectos y las inversiones brasileñas en Panamá, además de la colaboración en los foros multilaterales y la cooperación con el mismo objetivo de construir la integración latinoamericana.

¿EN QUÉ PUEDEN MEJORARSE? ¿QUÉ LE RECOMIENDA EL MOTOR DE LA REGIÓN A UN PAÍS QUE CRECIÓ EN 2012 UN 10% Y ESTE AÑO SE PREVÉ UN 7,8%? ¿QUÉ DEBE CUIDAR ESPECIALMENTE EL NUEVO GOBIERNO, EN UN PAÍS QUE, AL IGUAL QUE BRASIL, PRESENTA UNOS ÍNDICES DE DESIGUALDAD GALOPANTES?

Naturalmente, el potencial de cooperación es inmenso. Hay diversas ventanas adicionales de oportunidades, como ampliar el comercio bilateral, expandir la cooperación cultural y el intercambio universitario, promover mayores inversiones brasileñas en los sectores de logística de Panamá, extender el intercambio de experiencias en relación a los programas de inclusión social que, por cierto, ya es una realidad, como el caso del proyecto Curundú. Otro ejemplo, en relación al sector comercial, es que estamos trabajando con la Confederación de Comerciantes de Brasil, que reúne un millón de empresarios, para realizar misiones regulares compradoras. Por lo tanto, veo muy promisorio el futuro de cooperación entre la mayor economía de América Latina y el país que más crece de la región. Juntos podremos prestar una valiosa contribución al desarrollo regional.