Temas Especiales

11 de May de 2021

América

Uruguayos dan bienvenida a familias de refugiados sirios

Los otros países de Sudamérica también deberían unirse y hacer lo mismo", añadió la mujer

Uruguayos dan bienvenida a familias de refugiados sirios
Presidente de Uruguay, José Mujica, recibe a refugiados sirios.

Con banderas de Uruguay y mensajes de bienvenida decenas de personas recibieron con un cerrado aplauso a los 42 refugiados sirios que llegaron al país sudamericano en la primera etapa de un plan de reasentamiento inédito en la región, promovido por el presidente José Mujica. "Está muy bien que vengan estos y más", dijo a la AFP Carmen Ribouria, jubilada de 63 años que se acercó junto a su esposo a la entrada de la casa de los hermanos Maristas en Uruguay que albergará durante dos meses a los refugiados."Ellos están viviendo una situación horrible y hay que ayudar.

Los otros países de Sudamérica también deberían unirse y hacer lo mismo", añadió la mujer.

Ribouria fue una de las cerca de 50 personas -de las cuales muchos niños y adolescentes- que esperaron en un clima de emoción y algarabía la llegada de sus nuevos vecinos.

No pudieron verlos, sin embargo, ya que las familias arribaron en un autobús con vidrios oscuros y rodeados de un fuerte operativo de seguridad que buscó proteger su privacidad.  "Les diría que jueguen conmigo y si quieren que vengan a vivir con mi familia", aseguró un entusiasta Dylan, de 6 años.

El 69% de los uruguayos está de acuerdo con la llegada de las familias sirias, según una encuesta de la consultora Cifra difundida el jueves por el semanario Búsqueda.- Alegría y ansiedad -Tras un viaje de dos días y recorrer más de 12.000 kilómetros, las cinco familias de refugiados arribaron poco antes del mediodía al aeropuerto internacional de Carrasco, que sirve a Montevideo, donde fueron recibidos por el propio Mujica.

El grupo está integrado por cinco familias: una de 14 integrantes, otra de 12, dos familias con seis integrantes cada una y una última de cuatro.

La mayor parte de ellos son niños y adolescentes, el principal requisito del gobierno a la hora de la selección.  "En algunos hay un poco de ansiedad, otros están muy contentos", contó a periodistas el secretario de Derechos Humanos Javier Miranda, a cargo de la llegada de los refugiados y que realizó el viaje junto a ellos desde Líbano.

Muestran las "emociones de seres humanos que están eligiendo de alguna manera retomar un proyecto de vida, realizar derechos", añadió.

Entre quienes fueron a recibirlos estaba Hassan Mamari, un sirio radicado desde hace décadas en Uruguay, donde es profesor universitario de Lengua y Literatura árabe.

Es un día "alegre y triste.  Triste porque me imaginé lo que está pasando en mi país, que nunca imaginé que iba a ser esta situación horrible.  Y alegre porque recibí parte de mi tierra, gente de mi país, en este país maravilloso que es Uruguay", contó a periodistas. "Siento que van a vivir muy felices aunque van a extrañar, la patria es sagrada", añadió.-

Los primeros dos meses en el país las familias vivirán en el hogar de los Maristas, donde aprenderán español y tendrán una primera aproximación a la cultura uruguaya, al tiempo que se capacitará a los adultos para que puedan sumarse al mercado laboral.

Se espera que paulatinamente los menores puedan integrarse al sistema educativo formal. El ambicioso programa de reasentamiento, que implica ayudarlos a conseguir trabajo y vivienda y asistirlos durante dos años, costará al país sudamericano entre 2,5 y 3 millones de dólares.

En una segunda etapa está prevista la llegada de otros 80 refugiados, a fines de febrero de 2015.

Uruguay es el primer país latinoamericano en implementar un plan de reasentamiento de este tipo, que elaboró en coordinación con Acnur (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) y con el respaldo de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM).  "Para nosotros es un momento de reivindicación con las mejores tradiciones de Uruguay, de prestar apoyo, asistencia y soluciones humanitarias en momentos difíciles", señaló el jueves a periodistas el canciller Luis Almagro, cuyo relato sobre los campos de refugiados en Jordania llevó a Mujica a lanzar el programa.

Tras más de tres años de sangrienta guerra civil y el más reciente avance de los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI), Acnur estima que el número de refugiados sirios ya superó los tres millones, una cifra cercana a la población total de Uruguay.