Panamá,25º

19 de Feb de 2020

América

Un proyecto de ley atenta contra la libertad prensa en Costa Rica

Se trata de un proyecto de ley impulsado por el izquierdista partido Frente Amplio

Un proyecto de ley atenta contra la libertad prensa en Costa Rica
La asamblea de la SIP en Santiago termina hoy.

Una ‘curiosa iniciativa legal’ podría imponer serias restricciones a la libertad de prensa en Costa Rica, en particular a los contenidos y criterios editoriales, advirtió ayer la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Se trata de un proyecto de ley impulsado por el izquierdista partido Frente Amplio, que según la SIP teóricamente se propone ‘garantizar el derecho a la libertad de prensa de los periodistas’. Pero la iniciativa, aprobada ya en comisión, impide a un medio de comunicación ‘prohibir al periodista investigar e informar sobre determinados hechos noticiosos o asuntos de interés público’, indica el informe sobre Costa Rica de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP.

‘A primera lectura podría considerarse una buena práctica para el periodismo’, admite esta organización. ‘Sin embargo, -advierte la SIP- esto es una clara intromisión en los criterios editoriales e independencia de los medios’. Y ello porque, a su juicio, les ‘obliga incluso a conservar en su cargo a un periodista aun y cuando convierta la práctica del periodismo en una expresión de convicciones personales o colectivas que incluso pudieran ser nocivas para el régimen democrático’.

La norma también impide obligar o presionar al periodista a ocultar información sobre asuntos de interés público, omitiendo publicarla o recortando reportajes con el fin de favorecer los intereses particulares de algún grupo o persona, en perjuicio del derecho de la ciudadanía a obtener información veraz y oportuna.

Solo se permite la omisión o recorte si el medio demuestra que ‘no persigue favorecer los intereses particulares de algún grupo o persona, en perjuicio de la ciudadanía a obtener información veraz y oportuna. ‘Esto infringe la labor de ‘edición’,’, agrega la SIP.

En principio, como en otros casos de la iniciativa, parece normal y lógico", dice la SIP. ‘Pero esto supone que en la práctica sería el periodista y no el medio quien decide qué se publica’, se queja.