Temas Especiales

01 de Dec de 2020

América

Condenan en Chile a exagentes de Pinochet

Un juez chileno condenó a 10 años de prisión al general Manuel Contreras, al brigadier Miguel Krassnoff y al coronel Marcelo Moren Brito

Un juez chileno condenó hoy a penas de prisión a tres militares retirados exagentes de la policía secreta de Augusto Pinochet, por el secuestro calificado (desaparición) de un joven opositor a la dictadura en 1974, informaron fuentes judiciales.

En un fallo de primera instancia, el juez especial Miguel Vázquez, de la Corte de Apelaciones de Santiago, condenó a diez años de prisión al general Manuel Contreras, al brigadier Miguel Krassnoff y al coronel Marcelo Moren Brito por la desaparición de Carlos Cubillos Gálvez.

Con esta sentencia, Contreras, exjefe de la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional), la policía secreta de Augusto Pinochet, acumula penas por 436 años de prisión, tras ser condenado en decenas de juicios por violaciones a los derechos humanos.

En tanto, Krasnoff y Moren Brito acumulan condenas por cerca de 300 años de cárcel.

La víctima, Carlos Cubillo Gálvez, de 20 años de edad en el momento del secuestro, fue detenido en junio de 1974 en las cercanías de su domicilio y fue trasladado al centro de detención clandestino "Londres 38", en pleno centro de Santiago, donde fue visto por última vez, por testimonios de prisioneros que lograron sobrevivir.

Casado y padre de dos hijos, el joven era vendedor ambulante y dirigente poblacional del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) en el sector santiaguino de Ñuñoa.

El joven opositor del régimen militar de Augusto Pinochet fue detenido en la vía pública y trasladado a Londres 38, donde fue interrogado y torturado, ignorándose desde entonces su paradero.

Según prisioneros supervivientes, que atestiguaron haber coincidido con él en Londres 38 el día 5 de junio de 1974, el joven fue trasladado a la sala de torturas e interrogatorios.

Cubillo Gálvez fue devuelto a la sala de detenidos por la tarde en un estado "semiagónico", con profundas heridas cortantes en antebrazos y muslos provocadas con un yatagán además de quemaduras en los testículos y el pene, afirmaron los testimonios.

Esa misma noche agentes de Londres 38 sacaron al joven de la sala de detención, momento a partir del cual se perdió cualquier indicio de su paradero.

Carlos Cubillos Gálvez, apareció entre los 119 nombres de víctimas incluidos en la denominada "Operación Colombo", un montaje de la dictadura para encubrir sus desapariciones, que contó con la colaboración de los regímenes militares de Argentina y Brasil, donde se publicaron ediciones únicas de dos periódicos en los que se afirmaba que las víctimas murieron en luchas entre facciones internas del MIR.

La Operación Colombo es considerada el primer episodio de la "Operación Cóndor", que fue una coordinación entre las dictaduras militares de los países del Cono Sur para eliminar opositores.

Durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) según cifras oficiales, unas 3.200 personas murieron a manos de agentes del Estado, de las 1.192 figuran aún como desaparecidas.