Temas Especiales

29 de Oct de 2020

América

Belice, una monarquía centroamericana para dos mundos

Goza de protección el 13% de las aguas beliceñas

Entre el pasado maya y la herencia inglesa, Belice defiende su identidad centroamericana como una de las exóticas especies que marcan su rica biodiversidad, el principal atractivo turístico del país, cuya superficie, de vegetación tropical, es 60% bosque, el 36% amparada por alguna figura de protección. De tradición maderera, de su época de colonia británica (se dice que los muebles de caoba ingleses de principios del siglo XVIII son de caoba beliceña, la favorita del ebanista Thomas Chippendale), ahora está comprometida a la sostenibilidad de las especies protegidas y es parte del corredor biológico mesoamericano. También goza de protección el 13% de las aguas beliceñas y su barrera de arrecifes, patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es el más joven de los países de América (1981, año desde el que Guatemala reclama su soberanía) y es el único centroamericano de habla inglesa. Es miembro del SICA y el Caricom