03 de Dic de 2021

América

México y el “gran escape”

‘Es como en las películas', es el comentario más escuchado en las redes sociales del mundo sobre la fuga del líder del temido cártel de Sinaloa

‘Es como en las películas', es el comentario más escuchado en las redes sociales del mundo sobre la fuga del líder del temido cártel de Sinaloa en México, Joaquín ‘El Chapo' Guzmán Loera. Escapar por un túnel de kilómetro y medio, construido en una cárcel de máxima seguridad y bajo videovigilancia 24 horas del día, es ciertamente un tema para un guion cinematográfico. Pero no es ficción, pese a que nos recuerda grandes películas que narran dramas parecidos. Se trata de la noticia con mayor circulación mundial. Guzmán Loera es el principal traficante de drogas (anfetaminas) entre Asia y Estados Unidos. Según fuentes oficiales de EE.UU., controla el 80% del mercado estadounidense. Su fuga supone una burla a todo el sistema judicial de muchas naciones, donde sus ilícitas actividades criminales (producen 3 mil millones de dólares anuales) son sólo posible en un submundo de encubrimiento internacional.

El año pasado había sido capturado por una fuerza élite de la Marina de Mazatlán, Sinaloa. Su captura entonces fue altamente publicitada por las autoridades mexicanas, una nación donde la justicia pierde constantemente credibilidad ante la opinión pública nacional vencida por la impunidad reinante bajo el imperio del cartel de Sinaloa. Esta fuga constituye un golpe político al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que ha calificado el hecho cono una ‘afrenta al Estado'. Antes de su captura, en 2014, ‘El Chapo' Guzmán había estado prófugo 13 años, pues se había escapado en enero de 2001 de otra cárcel de máxima seguridad, el penal Puente Grande, Jalisco.

La pregunta que deberían estar haciéndose las autoridades no debe ser cómo capturarlo de nuevo, sino cómo retener en la cárcel al eterno prófugo en un país donde casi todo puede ser sujeto de chantaje criminal o corrupción. Colombia rompió el infernal círculo del ‘crimen sin castigo', cuando decidió con valentía aprobar la ley de extradición. Los famosos extraditables se convirtieron en un problema de seguridad nacional entre dos países, Colombia y EE.UU.. Ninguna de las naciones ignoró las amenazas, pero las enfrentaron. ‘El Chapo' Guzmán está considerado en Estados Unidos el criminal número 1 del mundo. Ahora nuevamente ‘el más buscado'. No obstante, México tiene que hacer cambios en su actual legislación para pasar a una nueva fase en su justicia. Esa incógnita está planteada.