Temas Especiales

29 de Nov de 2020

América

Francisco iniciará misa multitudinaria en intensa jornada en La Habana

El acto religioso comenzará a las 9:00 a.m. hora local  en el gran estrado preparado delante del edificio del Teatro Nacional de Cuba

Francisco iniciará misa multitudinaria en intensa jornada en La Habana
Papa Francisco en Cuba.

El papa oficiará este domingo su primera misa en Cuba, en la Plaza de la Revolución de La Habana, en una intensa jornada en la que se reunirá con el presidente Raúl Castro, mantendrá encuentros con religiosos y con jóvenes y es posible, según el Vaticano, que también vea al exgobernante Fidel.


El acto religioso comenzará a las nueve de la mañana hora local (13:00 GMT) en el gran estrado preparado delante del edificio del Teatro Nacional de Cuba y flanqueado en los laterales por la efigie del Che Guevara y el monumento al prócer independentista cubano José Martí.

A las 16:00 horas (20:00 GMT), el pontífice acudirá al Palacio de la Revolución donde será recibido por Raúl Castro, y habrá una presentación de la delegación que acompaña al pontífice en su visita a la isla.

Desde allí partirá, aproximadamente una hora después, hacia la Catedral de La Habana, en el casco histórico de la ciudad, para asistir a una plegaria de vísperas con sacerdotes, religiosos y seminaristas.

Después y como último acto de su agenda oficial del domingo participará en un encuentro con jóvenes cubanos en el Centro Cultural Padre Félix Varela.

En algún momento del día, es "posible", según dijo el sábado el portavoz vaticano, Federico Lombardi, que tenga un encuentro con el líder de la revolución cubana Fidel Castro, de 89 años y retirado del poder por una enfermedad en 2006.

El papa Francisco llegó a Cuba en la tarde del sábado para una visita pastoral de cuatro días que le llevará también a las ciudades de Holguín y Santiago, desde donde partirá el día 22 a Estados Unidos, la segunda etapa de su décimo viaje internacional.

La visita del papa tiene una especial significación por el papel que Francisco ha desempeñado en el histórico acercamiento entre esos dos países, que restablecieron relaciones diplomáticas el pasado 20 de julio después de más de cinco décadas de enemistad.