Temas Especiales

03 de Feb de 2023

América

México seguirá apoyando a Guatemala hasta que controle emergencia

Un alud sepultó la comunidad de El Cambray II, ubicada a las afueras de la capital guatemalteca, donde han sido recuperados 161 cadáveres

El Gobierno mexicano dijo hoy que la misión enviada el pasado fin de semana a Guatemala seguirá trabajando en ese país hasta que sea "controlada" la emergencia generada por el deslizamiento de una ladera en el municipio de Santa Catarina Pinula.

La misión, enviada por instrucciones del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, sigue "trabajando en coordinación con autoridades locales en tareas de búsqueda y rescate de víctimas, así como en la remoción de material y escombros", indicó la Secretaría de Gobernación en un comunicado.

Un alud sepultó el jueves pasado la comunidad de El Cambray II, ubicada a las afueras de la capital guatemalteca, donde han sido recuperados 161 cadáveres y 300 habitantes de la zona son buscados entre los escombros.

El grupo de apoyo está integrado por personal de las mexicanas Coordinación Nacional de Protección Civil, binomios caninos de la Policía Federal y la Secretaría de Defensa, y expertos en búsqueda y rescate de la Marina, así como de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Asimismo, "debido al alto riesgo que prevalece por el deslizamiento de laderas en la zona de afectación, el Centro Nacional de Prevención de Desastres envió especialistas a Guatemala para realizar labores de estudio y valoración de daños".

La misión trabaja en tres células de búsqueda y rescate por periodos de dos horas y colabora en las operaciones del Centro de Operaciones de Emergencia de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres de Guatemala, precisó la Secretaría de Gobernación.

El equipo mexicano, detalló, ha coordinado los trabajos para mantener una eficaz administración de la emergencia y un adecuado manejo de maquinaria pesada, a fin de agilizar la remoción de escombros.

Además, brinda al Gobierno local recomendaciones para minimizar el riesgo latente de posibles deslizamientos que pudieran presentarse en la zona, ya que las condiciones atmosféricas son un factor determinante para estos trabajos.