23 de Feb de 2020

América

Parlacen pide a EE.UU. descontinuar las redadas

El Parlamento Centroamericano expresó su preocupación por las capturas de centenares de migrantes realizadas por EE.UU., recientemente

El Parlamento Centroamericano (Parlacen) manifestó ayer, en un comunicado, su preocupación por las capturas de centenares de emigrantes en territorio de los Estados Unidos, y pidió al gobierno norteamericano que desista de su intento por retornar a este grupo de personas, principalmente los niños no acompañados que llegaron al país.

‘(Instamos) al Gobierno de los Estados Unidos de América (a) que detenga las redadas y que los niños, niñas y adolescentes centroamericanos migrantes no acompañados no sean deportados a sus países de origen, pues sus vidas corren peligro por la acción de las maras', resaltó el organismo regional en una declaración pública.

El pronunciamiento de los diputados centroamericanos se da solo a unos días de que los presidentes de Guatemala, El Salvador y Honduras se reunan (el 14 de enero) con el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Según un comunicado del gobierno salvadoreño, el vicepresidente estadounidense sostendrá un encuentro con los líderes de los países del norte de Centro América para analizar la ejecución de un plan de desarrollo creado para frenar la migración desde estos países.

Estos países son beneficiados por la denominada ‘Alianza para la Prosperidad', iniciativa trinacional que cuenta con un financiamiento de $750 millones aprobados por el Congreso de estadounidense.

No obstante, organizaciones defensoras de los inmigrantes llevan semanas protestando contra la campaña de redadas masivas desvelada por el diario The Washington Post para deportar a miles de familias de inmigrantes centroamericanos indocumentados.

Todo parece indicar, según el Parlacen, que esta ‘ola masiva de detenciones' podría llegar a las 3 mil personas deportadas.

Menores y adultos de los tres países emigran diariamente en forma clandestina hacia Estados Unidos., en su mayoría en busca de oportunidades laborales y en otros casos huyendo de la violencia que generan las agresivas pandillas, también del crimen organizado, el narcotráfico y los desastres naturales.

El Triángulo Norte en 2015 sumó 17 mil 422 homicidios, superando la cifra del año precedente que fue de 15 mil 727, por lo que se reafirmó como una de las regiones sin guerra más violentas del mundo.

Esta semana han llegado a Guatemala dos vuelos con inmigrantes que han sido deportados desde el país norteamericano.

El primero con 131 personas, que aterrizó el pasado martes, y otro, que llegó el miércoles, con 14 personas; 4 madres y 10 menores de edad.

Honduras, otro de los países afectados junto con El Salvador, también recibió el miércoles al primer grupo de 19 menores deportados de Estados Unidos, todos ellos acompañados de sus madres.

Esta crisis migratoria se ha empeorado, recientemente, con los miles de cubanos que desean llegar a EE.UU. y permanecen estancados en Costa Rica Y Panamá. Las autoridades no dan una solución.