Temas Especiales

09 de Apr de 2020

América

Mike Pence, el candidato más extremo de los últimos 25 años

Trump eligió ayer como aspirante a la Vicepresidencia al gobernador de Indiana, Mike Pence

El magnate estadounidense Donald Trump eligió ayer como aspirante a la Vicepresidencia al gobernador de Indiana, Mike Pence, un hombre duro con los indocumentados que en 2006 propuso un plan para sellar la frontera entre México y EE.UU.

Organizaciones críticas con los inmigrantes, como la Federation for American Immigration Reform (FAIR), elogiaron con reservas la designación como candidato republicano a la Vicepresidencia de Pence, gobernador de Indiana desde 2013, y anterior legislador por Indiana en la Cámara de Representantes, entre 2001 y 2013.

TIENE FAMA DE ‘HOMBRE DURO'

  • Es gobernador de Indiana desde 2013
  • En 2006 propuso un plan para sellar la frontera entre México y EE.UU.
  • En 2015 se unió a una demanda colectiva de gobernadores republicanos para impedir que EE.UU. aceptara más refugiados sirios.

‘La selección del gobernador Mike Pence como candidato a la Vicepresidencia republicana ofrece tanto preocupaciones como razones para el optimismo', dijo ayer en un comunicado la Federation for American Immigration Reform, un grupo que quiere erradicar la inmigración irregular.

Para la Federation for American Immigration Reform, Pence es un candidato con un historial ‘mixto' en inmigración, pero para otros grupos como el Center for Community Change la elección de Pince como compañero de fórmula de Trump es ‘un llamamiento a los nacionalistas blancos estadounidenses'.

‘Este dúo va a destruir los derechos civiles y las libertades de una gran porción de la población estadounidense', consideró en un comunicado Kica Matos, del Center for Community Change.

Cercano al ultraconservador movimiento del Tea Party, Pence es uno de los gobernadores que se unió a Texas para demandar las medidas proclamadas en 2014 por el presidente, Barack Obama, para frenar la deportación de casi cinco millones de indocumentados, sobre todo jóvenes y padres con hijos estadounidenses.

Como gobernador de Indiana, Pence también abogó por cerrar las puertas a los refugiados sirios y se unió a una demanda colectiva de más de una veintena de estados, la mayoría gobernados por republicanos, para impedir que EE.UU. aceptara más refugiados sirios tras los atentados de noviembre en París. Durante su tiempo como legislador en la Cámara de Representantes, Pence también tomó polémicas iniciativas.

En 2004, votó a favor de un proyecto de ley que prohibía al Gobierno reembolsar a los hospitales que prestaban servicios de emergencia o transporte a inmigrantes indocumentados y que, por tanto, permitía a los hospitales negar a esas personas cuidado médico.

En 2006, en el Congreso, promovió un plan calificado ‘ninguna reforma migratoria de amnistía' que buscaba cerrar la frontera entre México y Estados Unidos, una idea en línea con la propuesta de Trump para construir un muro en la frontera.

El plan migratorio que promovió Pence hace diez años también proponía enviar a todos los indocumentados de vuelta a su país e instaurar un programa de trabajadores destinado a traer fuerza de trabajo a EE.UU. durante un periodo de tres a cinco años.

Además, en 2007, Pence fue el coautor de un proyecto legislativo para convertir el inglés en el idioma oficial de EE.UU., una idea que han convertido en ley estados como Illinois y Tennessee, y que en el Congreso cuenta con el apoyo del legislador republicano Steve King, conocido por sus comentarios contra los inmigrantes.

CLINTON CRITICA MOVIDA DE TRUMP

La candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, dijo ayer que la elección del gobernador de Indiana, Mike Pence, como compañero de fórmula presidencial prueba ‘el peligroso plan para Estados Unidos' del aspirante republicano, Donald Trump.

‘Si tenían alguna duda sobre que Trump mantiene su peligroso plan para Estados Unidos, digan 'hola' a su elegido como vicepresidente', escribió Clinton en su cuenta de Twitter inmediatamente después de que el magnate hiciera oficial lo que ya era desde el jueves un secreto a voces.

El magnate hizo ayer el anuncio en un mensaje de la red social y explicó que este sábado ofrecerá una rueda de prensa, en principio prevista para ayer pero aplazada anoche por el atentado terrorista en Niza (Francia).

En un comunicado, la campaña de Clinton considera que Pence es ‘el candidato a vicepresidente más extremo en una generación' y lo describe como un político ‘increíblemente divisor e impopular' con un historial de medidas discriminatorias y de medidas económicas ‘fallidas' que han favorecido a los multimillonarios en detrimento de las familias trabajadoras.

‘Los votantes merecen alguno mejor que sus políticas divisoras y sus propuestas económicas del 'yo primero'. La fórmula Trump-Pence contrasta totalmente con la visión de Clinton para nuestro futuro, de que somos más fuertes juntos y de que la economía debe funcionar para todos, no solo para los más privilegiados', afirmó el director de campaña de Clinton, John Podesta.

Los demócratas destacan en su nota el historial de riguroso conservadurismo que tiene Pence, además de su oposición a la reforma migratoria.

En la Cámara de Representantes, donde estuvo entre 2001 y 2013, Pence lideró el tipo de batallas que exaltan a los conservadores sociales y como gobernador firmó una ley criticada por permitir la negación de servicios a homosexuales con base en motivos religiosos y otra que prohíbe abortar por la discapacidad, raza o género del feto.

En los círculos políticos, Pence es visto como una ‘opción de consenso' que puede hacer ‘digerible' a Trump no solo entre la elite del partido sino también para el votante ultraconservador y el poderoso sector evangélico.

Estos grupos, con frecuencia entrelazados, nunca han confiado en que Trump sea un auténtico conservador: en el pasado apoyó a demócratas, se mostró abierto en temas divisores como el aborto y va por su tercer matrimonio, con un historial sentimental extensamente aireado en la prensa rosa.