Temas Especiales

01 de Apr de 2020

América

Río de Janeiro mantiene la calma

Después de la polémica generada por la detención de diez sospechosos brasileños de planear un atentado terrorista durante los Juegos

La ciudad de Río de Janeiro continuó ayer en calma y sin aparentes cambios un día después de la polémica generada por la detención de diez sospechosos brasileños de planear un atentado terrorista durante los Juegos.

Los puntos más concurridos de la ciudad, como la emblemática playa de Copacabana, la Praça Mauá o el aeropuerto internacional Tom Jobim, continuaron con la misma cantidad de turistas que cualquier otro día, sin cambios.

Las autoridades presentes en dichos lugares se reducían a cuerpos de policía municipal, civil y policía militar, así como agentes de la secretaría de Derechos Humanos, las mismas que patrullan las calles desde hace semanas como parte del proyecto ‘Seguridad Presente'.