Temas Especiales

27 de Oct de 2020

América

Juez del caso Petrobras dice que Brasil está en una encrucijada

El juez Sergio Moro defendió la prisión preventiva para los imputados en casos de corrupción, como la decretada  para Eduardo Cunha

Juez del caso Petrobras dice que Brasil está en una encrucijada
El juez federal Sergio Moro.

El juez federal Sergio Moro, que encabeza la investigación de la trama del caso Petrobras, afirmó hoy que Brasil está "en una encrucijada" en la lucha contra la corrupción y pidió a sus colegas ser conscientes del papel que juegan en este momento.

"Tenemos que tener sensibilidad en el contexto en el que estamos. Eso significa, desde mi punto de vista, una aplicación rigurosa de la ley en relación con esta corrupción sistemática", dijo el magistrado en una conferencia en Paraná, en el sur del país.

Moro defendió la prisión preventiva para los imputados en casos de corrupción, como la decretada este miércoles para el expresidente de la Cámara de Diputados de Brasil Eduardo Cunha.

Cunha, del gobernante Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), fue detenido en Brasilia y enviado a prisión por orden de Moro, quien le acusa, entre otros delitos, de recibir más de cinco millones de dólares de sobornos de empresas beneficiadas por contratos de Petrobras, ocultos en cuentas de bancos suizos.

El juez subrayó que estas medidas son necesarias sobre todo cuando se trata de prácticas corruptas "profesionales y reiteradas" en el tiempo contra la administración pública. "Cuando la principal regla es la corrupción, no admitir el riesgo de reiteración criminal me parece incorrecto", indicó.

Moro también rechazó las críticas que le acusan de ser demasiado autoritario en sus decisiones ya que "es necesario tener voluntad para que los procesos lleguen en buen término porque la justicia, a veces, es un laberinto".

Desde 2014, Moro está a cargo del conocido como caso "Lava Jato" (lavado de autos), la mayor investigación de corrupción en la historia de Brasil y por la que ya han sido condenados directivos de Petrobras, ejecutivos de las principales constructoras del país y políticos.

El pasado septiembre, el juez aceptó una denuncia por corrupción y lavado de dinero contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, a quien la Fiscalía acusa de ser el "comandante máximo" de la trama en Petrobras.