Temas Especiales

25 de Jul de 2021

América

Kosovo tiene voluntad de pertenecer a la UE y a la OTAN

El ministro Enver Hoxhaj explicó que en términos de identidad Kosovo es un país europeo culturalmente y lo seguirán siendo

Kosovo tiene voluntad de pertenecer a la UE y a la OTAN
Enver Hoxhaj, el canciller de la República de Kosovo durante una entrevista con Efe.

El ministro de Asuntos Exteriores de Kosovo, Enver Hoxhaj, afirmó que "nuestra orientación es muy clara, queremos ser parte de la comunidad euroatlántica en términos de lograr ser miembros de la UE y la OTAN".

En una entrevista con periodistas españoles reconoció que, sin embargo, "tenemos una excelente relación con Turquía y también con los saudíes y otros países del Golfo. Nos apoyaron en tiempos muy difíciles".

También puntualizó que "agradecemos mucho el apoyo de España en la agenda europea, pues significa mucho no bloquear a Kosovo en ese aspecto y espero que sean mucho más abiertas en el futuro para trabajar con un Kosovo independiente", manifestó.

Sobre las relaciones con la Unión Europea explicó que "en términos históricos y geográficos Kosovo es un país europeo, y formar parte de la Unión Europea significa regresar a Europa, a la que históricamente pertenecemos como parte de la identidad europea".

Hoxhaj amplió sobre las ambiciones comunitarias de su país que "somos un Estado pequeño y parte de un mundo inseguro y ser miembro de la Unión Europea es importante para la seguridad y estabilidad de Kosovo, pero también para el crecimiento económico"

"Ser miembro de la Unión Europea es la mejor manera de modernizar la política, modernizar la economía y modernizar la sociedad, por eso para nosotros es una agenda modernizadora y sirve para hacernos capaces de competir con otros en la región y para el crecimiento" económico.

El ministro explicó que "en términos de identidad Kosovo es un país europeo culturalmente y lo seguiremos siendo, por lo que no sentimos ninguna amenaza en cuanto a nuestros valores, pues hemos sido una nación europea y -subrayó- la religión no forma el núcleo esencial, es la identidad cultural y lo seguirá siendo en el futuro".

"Queremos solicitar el ingreso en la OTAN pero primero tenemos que hacer reformas en casa, daremos el primer paso el año próximo y luego veremos como podemos avanzar gradualmente", informó el ministro kosovar para quien "la entrada en la OTAN de Montenegro es un paso importante para Kosovo y la región".

"Pienso que los Balcanes están ahora en una situación mucho mejor que hace diez años, hemos tenido una transformación en la relaciones entre estados y naciones, de hostilidad a cooperación lo que supone estabilidad en la región- recordó-. Más allá afrontamos amenazas globales, entre ellas la de los combatientes extranjeros".

Aseguró con orgullo que "desde el año pasado nadie de Kosovo se ha unido al Daesh" (acrónimo árabe del grupo terrorista Estado Islámico).

Hoxhaj destacó el comienzo de una nueva relación con la OTAN a partir de diciembre "basada en las conclusiones de la cumbre de Varsovia el pasado verano".

Igualmente confirmó el interés de su país por establecer relaciones diplomacias con el Vaticano y el intercambio de embajador y Nuncio de la Santa Sede.

"Para nosotros la Santa Sede es mucho más importante que lo es para otros países de los Balcanes porque la Santa Sede está del lado de los kosovares, apoyándonos a lo largo de la historia, en diferentes siglos" recordó Hoxhaj.

"El Vaticano ha nombrado al nuncio para Kosovo y hemos decidido nombrar un embajador que estará en contacto con la Santa Sede, pero ya mantenemos un buen contacto diario y también tenemos una buena coordinación en otros asuntos", aclaró para contextualizar el anuncio.

"Como ciudadanos estamos muy impresionados con el nuevo Papa, tiene carisma, compromiso con una misión, con todas las naciones y una posible visita suya a Kosovo sería el mejor mensaje para nosotros, lo que espero que ocurra en un futuro cercano", abundó para resaltar la importancia política y no sólo pastoral del viaje.