Temas Especiales

30 de May de 2020

América

Protestas contra Gobierno de Temer terminan en violencia

Las tensiones en Brasil vuelven a estallar, esta vez en Brasilia, donde jóvenes protagonizaron duros enfrentamientos con la policía

Miles de personas se concentraron ayer frente al Congreso brasileño para protestar contra el ajuste fiscal que promueve el Gobierno del presidente Michel Temer y por maniobras que puedan llevar a amnistiar a los culpables de corrupción.

LUTO Y PROTESTAS

Ayer se inició el proceso de votaciones en el Congreso sobre las medidas propuestas por el Gobierno de Temer

TRAGEDIA

El luto decretado por un desastre aéreo que conmocionó a Brasil y las duras protestas han sido el ambiente en el que se han desarrollado los debates en el hemiciclo, este martes.

CORRUPCIÓN

Temer declaró el pasado domingo su disposición de bloquear con su veto presidencial una eventual ‘amnistía' que pueda ser impulsada por los miembros del Congreso durante las próximas sesiones del legislativo.

La manifestación ha sido convocada por movimientos estudiantiles y sindicatos en coincidencia con la votación de algunas medidas de ese ajuste fiscal en el Senado y de un paquete de nuevas iniciativas contra la corrupción en la Cámara de Diputados.

La semana pasada fueron denunciadas algunas maniobras de parlamentarios que apuntaban a incluir en el proyecto de ley contra la corrupción un perdón de los delitos asociados a la financiación ilegal de campañas, que son uno de los ejes de las investigaciones de los escándalos en la estatal Petrobras.

Por momentos, algunos manifestantes llegaron a enfrentarse con la Policía, que intentó dispersarlos con bombas de gas lacrimógeno.

Algunos de los participantes en la marcha también agredieron a periodistas y atacaron un vehículo de un canal de televisión, según pudo constatar Efe .

Las votaciones en el Senado y la Cámara de Diputados han sido confirmadas a pesar de las presiones de los manifestantes y del luto declarado en el país por el accidente sufrido en Colombia por un avión que trasladaba al equipo de fútbol Chapecoense donde fallecieron al menos 75 de los 81 ocupantes del avión, que había sido fletado por el club brasileño para la disputa del primer partido de la final de la Copa Suramericana frente al Atlético Nacional de Medellín.

RESPUESTA DEL GOBIERNO

El presidente brasileño expresó su ‘repudio' frente al ‘vandalismo, la destrucción y la violencia' de grupos de manifestantes.

‘La intolerancia no es una forma de expresión democrática y no puede ser un instrumento para presionar al Congreso', señaló Temer en un comunicado, en el que aseguró que el Gobierno ‘está siempre abierto al diálogo y defiende el derecho a las reivindicaciones'.

Según la policía, la protesta reunió a cerca de 10 mil personas y comenzó en forma pacífica, pero degeneró en actos violentos cuando grupos de manifestantes intentaron ingresar al Parlamento, donde el Senado votaba las medidas del ajuste impulsado por el Gobierno.

Temer aludió a algunos ataques contra periodistas y coches de medios de comunicación ocurridas durante la protesta, condenó las agresiones y aseguró que ‘así como la Constitución defiende la libertad de manifestación, también protege la libertad de prensa'.

La policía dispersó a los revoltosos con gases lacrimógenos, pero los grupos más violentos se reagruparon, lo que generó una correría por la Explanada de los Ministerios, céntrica avenida de Brasilia en que se ubican los edificios del poder público.

Los manifestantes llegaron a levantar algunas barricadas en esa avenida, que en algunos puntos llegó a estar bajo el denso humo de las bombas usadas por las autoridades, y fueron perseguidos incluso por agentes montados a caballo.

Según las autoridades, tres de los manifestantes fueron detenidos.