Temas Especiales

18 de Apr de 2021

América

CIDH cuestiona leyes migratorias de EE.UU.

Enrique Gil Botero, consideró que el país norteamericano debe ‘configurar una política monolítica sólida'

CIDH cuestiona leyes migratorias de EE.UU.
Barack Obama se reunió con António Guterres, secretario electo de la ONU.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió a Estados Unidos acabar con la disparidad en las concesiones de asilo, con máximos en ciudades como Nueva York y mínimos en otras como Atlanta.

El relator de la Comisión para migrantes, Enrique Gil Botero, consideró que el país norteamericano debe ‘configurar una política monolítica sólida' porque ‘no puede haber un estado donde los jueces aplican los estándares internacionales y otros donde no'. ‘Es una situación preocupante, porque que el tratamiento de los derechos humanos dependa de la buena fortuna de quién sea el juez es intolerable dentro de un sistema judicial serio", indicó.

La audiencia pública, celebrada en la sede de la CIDH en Washington, la solicitaron varias organizaciones defensoras de los inmigrantes y agrupaciones de abogados migratorios para poner fin a las ‘zonas libres de asilo', donde sistemáticamente se deniegan las peticiones.

‘Es un fenómeno generalizado en Estados Unidos, tribunales que son tan hostiles hacia los representantes de los solicitantes de asilo que incumplen la obligación internacional de proteger a las personas que huyen de la persecución', dijo David Baluarte, director de la organización Immigrant Rights Clinic.

Junto a él, abogados migratorios relataron las trabas que enfrentan en su trabajo y explicaron que en muchas ocasiones los propios demandantes de asilo se rinden y aceptan la deportación.

LEYES Y ESTADOS

Las normas sobre migrantes en EE.UU. varían por estado

La CIDH cuestiona que el país norteamericano no tiene una ley única para todo el país.

Hay tribunales que son hostiles para los migrantes, alegan los denunciantes ante la CIDH.

En este contexto, los peticionarios solicitaron a la CIDH una declaración pública sobre los "bajos niveles" de concesiones de asilo en los tribunales migratorios de las ciudades sureñas de Atlanta (Georgia) y Charlotte (Carolina del Norte).

Asimismo, pidieron que los comisionados elaboren un informe sobre las disparidades en las concesiones de asilo a partir de visitas a los tribunales migratorios estadounidenses.

La comisionada Margarette May Macaulay se comprometió a visitar los tribunales y "tomar en cuenta las recomendaciones hechas". "Estoy muy preocupada por estas disparidades, son realmente increíbles.

Hay que considerar el tema mayor, el tema nacional o racial, quizás la religión también influye, y la discriminación de género. Tienen que llegar al fondo del asunto", dijo dirigiéndose a los representantes del Gobierno estadounidense.

Ed Kelly, encargado de supervisar las operaciones de varios tribunales de inmigración, defendió que el Ejecutivo "se toma en serio cualquier denuncia de anomalías" en el sistema y 'está dando pasos para corregir las disparidades en las adjudicaciones'.

‘Hemos tomado todos los reclamos en serio y hemos aplicado medidas correctivas. (...) Y queremos seguir haciendo lo que podamos para abordar estos problemas', aseguró.

La audiencia sobre la disparidad en las concesiones de asilo fue una de las seis del 160 periodo de sesiones de la CIDH, condensado hoy en una sola jornada con temas de Estados Unidos y Canadá. El 159 periodo de sesiones se celebró en Panamá entre el 29 de noviembre y el 7 de diciembre con asuntos del resto de la región.