La Estrella de Panamá
Panamá,25º

12 de Nov de 2019

América

Obama, el Nobel de la Paz que siempre estuvo en guerra

En un emotivo discurso en la ciudad de Chicago, el presidente Barack Obama defendió su legado que se diluyó en su gestión

El presidente de Estados Unidos, el demócrata Barack Obama, abandona el cargo mañana 20 de enero, día en que el republicano Donald Trump toma posesión.

Obama termina ocho años al frente de unas de las naciones más poderosas del mundo con una un índice del 60% de aprobación por parte de los estadounidenses, según una encuesta publicada ayer por CNN. .

Su nivel de aceptación es incluso superior al del magnate inmobiliario que lo precederá.

INVESTIDURA

Protesta en la toma de posesión

Muy cerca de donde terminan las gradas del lugar oficial de la investidura de Trump, se encuentran pancartas y carteles de la ‘La antiinvestidura', iniciativa en la ciudad de Washington DC, una de las metrópolis más progresistas del país, que se desmarcan del nuevo presidente.

Eventos de recaudación de fondos en favor de los colectivos que se sienten en riesgo ante el Gobierno Trump: inmigrantes, mujeres, personas de bajos recursos y víctimas de abuso sexual. ‘Se trata de empezar a movilizar a la gente para los próximos años', explica a EFE Maegan Wood, la publicista del Black Cat, uno de los espacios de la música independiente de la ciudad, que esta semana programa conciertos y espectáculos benéficos en ‘preparación' para la Era Trump.

Obama dio el lunes un emotivo discurso en Chicago, donde defendió su ‘legado', cuyos inicios en 2008 despertaron una enorme expectación y esperanza entre los norteamericanos y el mundo, que veían ascender a la Casa Blanca no solo a un hombre carismático y brillante, sino al primer presidente negro en la historia de su país. En un país con un terrible pasado esclavista, su investidura no era poca cosa.

SE ACABA ‘YES WE CAN'

A pesar de la esperanza de la gente, los planes y deseos del presidente, la realidad se impuso y paradójicamente, el de Obama fue el mandato de un presidente negro, durante el que aumentaron exponencialmente las ya profundas tensiones raciales en el país, tomando como referencia las olas de protestas de la comunidad afroestadounidense en Nueva York, Baltimore, Charlotte y Ferguson, por el abuso de las fuerzas de seguridad y los asesinatos de ciudadanos negros a manos de policías blancos.

Esta situación se suma a la ya alta tasa de detenciones entre la comunidad negra, que representa el 37% de la población carcelaria, en un país con los registro mas altos de presos en el mundo. Solo en EE.UU. hay 2.7 millones de privados de libertad.

La economía tampoco mejoró lo esperado. Según el Pew Research Center, los ingresos reales de la familia promedio norteamericana son los mismos que hace 43 años, ensanchando la diferencia entre la capacidad de compra y el costo de la vida.

Y pesar de programas asistenciales como el ‘Obamacare', durante la era Obama, la riqueza del 1% más rico creció 31%, comparado con el del resto de la población que se mantuvo estancada.

REFORMA MIGRATORIA

Una de la principales promesas del demócrata para su segundo mandato (2012) fue la aprobación de una urgente reforma migratoria, beneficiando a mas de 11 millones de indocumentados, está fue truncada finalmente por el Congreso.

De hecho, el presidente saliente expulsó 2.5 millones de personas, mas deportaciones que en los últimos 30 años.

UN NOBEL ‘EN GUERRA'

Mientras Franklin Delano Roosevelt, que estuvo al mando de EE.UU. durante la Segunda Guerra Mundial, solo estuvo cuatro de sus doce años de su gestión en guerra.

Obama, galardonado con el premio Nobel de la Paz en el 2009 pasó todo su mandato entre conflictos bélicos en varias partes del mundo.

Aunque con una significativa reducción de la presencia militar en el Medio Oriente, entrega el gobierno a su predecesor con 8 mil 400 soldados solo en Afganistán.

Su administración también intervino militarmente en Irak, Libia, Pakistán, Somalia y Yemen, a través de los ataques con ‘drones'.

Oficialmente su gobierno aceptó que habían muerto 116 civiles ‘accidentalmente'.

Estos ‘accidentes', mantienen rostros, como el paquistaní Rafiq ur-Rehman, cuya madre murió en un bombardeo en 2012 en Pakistán.

‘En mi opinión, América (EE.UU.) nos trata peor que unos animales', recogió en una entrevista a ur-Rehman el diario británico The Guardian en referencia al programa de bombardeos por aviones no tripulados (drones).

Otro éxito, desde el punto de vista del presidente Obama, sin duda fue la ejecución extrajudicial del terrorista Osama Bin Laden, capturado por la CIA, ajusticiado y lanzado su cuerpo al mar.

El llevar a Bin Laden a los tribunales en suelo norteamericano, hubiera sido un legado mas humano y tangible en los ocho años del Nobel de la guerra.