Temas Especiales

27 de Nov de 2020

América

Costa Rica investiga 120 empresas ligadas al caso "Papeles de Panamá"

Se  presume que detrás de la creación de estas sociedades está la intención de evadir las responsabilidades tributarias,

Costa Rica investiga 120 empresas ligadas al caso
Oficinas de Mossack Fonseca en ciudad de Panamá.

El Ministerio de Hacienda de Costa Rica informó que mantiene bajo investigación 120 empresas o personas sospechosas de prácticas de evasión fiscal y que están ligadas a los denominados papeles de Panamá. Se trata de 79 empresas y 41 personas físicas, cuyos nombres no fueron divulgados, que se dedican a actividades en los ámbitos jurídicos, inmobiliarios, agropecuarios, comercial y de servicios de asesoramiento y consultorías.

De los 120 involucrados, las autoridades costarricenses tienen plenamente identificadas a 69, las cuales, además, crearon un total de 410 sociedades offshore en Panamá. La administración "presume que detrás de la creación de estas sociedades hay una clara intención de evadir las responsabilidades tributarias, por lo que sus casos serán trasladados a las áreas de fiscalización de la Dirección General de Tributación o al Ministerio Público, según corresponda", para su investigación, dijo en un comunicado el viceministro de Ingresos, Fernando Rodríguez.

El Ministerio explicó que entre los "riesgos" detectados en estos 120 casos se encuentra no distribuir dividendos, registrar gastos financieros por encima del 50 % de la renta líquida o costos y gastos mayores al 80 % de la renta bruta, declarar impuesto cero en renta o pérdidas recurrentes durante varios períodos fiscales y mostrar un posible incremento patrimonial no justificado.

Por ejemplo, explicó la fuente, para evadir el pago de impuesto a los dividendos, algunas empresas "crean una sociedad offshore en Panamá, por lo general de papel". Otra maniobra "consiste en trasladar dinero desde Costa Rica a una offshore panameña, la que a su vez remite esos recursos a una fundación de interés privado en ese país, la cual, por sus características, no debe registrar información sobre la procedencia ni destino final de los recursos que recibe.

Luego la fundación traslada de nuevo los ingresos a los accionistas", indicó la fuente. Las autoridades no descartan que durante el proceso de investigación que se lleva a cabo aparezcan más casos y enfatizó en que la ley contra el fraude fiscal aprobada hace unos meses es una herramienta que permitirá una mejor persecución de los delitos, pues habilita a las autoridades a conocer la lista de accionistas y beneficiarios finales de las sociedades.

"Se suma a las herramientas legales que tenemos la aprobación de la Convención de Asistencia Mutua por parte de Panamá, que permitirá el intercambio de información tributario", dijo el ministro de Hacienda, Helio Fallas.

El caso de los papeles de Panamá fue divulgado en abril del 2016 por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y en Costa Rica por el Semanario Universidad y la página Ameliarueda.com, que forman parte de ese conglomerado.

El escándalo estalló por la filtración de más de 11,5 millones de documentos del bufete panameño Mossack Fonseca, especializado en la gestión de capitales en paraísos fiscales, en los que se mencionan empresas, políticos, altos funcionarios, celebridades, deportistas, cineastas, escritores y propietarios de arte de todo el mundo.