07 de Dic de 2021

América

La Habana rechaza responsabilidad por ‘ataques acústicos'

El Ministerio de Relaciones Exteriores cubano denunció la decisión de EE.UU. de retirar a 15 miembros de su personal en Washington

La Habana rechaza responsabilidad por ‘ataques acústicos'
En mayo dos diplomáticos cubanos abandonaron la embajada de Washington.

El Ministerio de Exterior cubano ha denunciado la reciente decisión del Departamento de Estado de Estados Unidos (EE.UU.) de expulsar a quince miembros de su personal diplomático en Washington, hecho que se produce luego que el pasado 29 de septiembre el gobierno estadounidense retirase a más de la mitad de su personal de la embajada en La Habana.

La decisión de retirar al 60% del personal diplomático estadounidense de la isla se debe a unos misteriosos ‘incidentes' que causaron problemas de salud entre varios miembros del cuerpo diplomático de EE.UU. en Cuba, informa la agencia Xinhua .

El diario oficial Granma , publicó la declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, en el cual la cabeza de dicha institución, el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, advirtió a su homólogo estadounidense, el Secretario de Estado de EE.UU. Rex Tillerson, no tomar decisiones apresuradas sin evidencias.

El canciller cubano afirmó que su gobierno cumple cabalmente con la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, en lo que respecta a la protección del personal diplomático acreditado en la isla.

También aseguró que desde el primer informe de los misteriosos incidentes, registrado el 17 de febrero, el gobierno cubano se comprometió en esclarecer la situación y se reforzaron las medidas de seguridad para proteger a los diplomáticos estadounidenses.

A su vez mostró su pesar por la carencia de información fiable de parte de EE.UU. desde un inicio, y asegura que no han tenido acceso directo a los afectados o a los médicos que les atendieron.

Además recordaron que solo ‘tras repetidas solicitudes' Washington accedió a enviar en tres ocasiones (en junio, agosto y septiembre), a representantes de importantes agencias especializadas para investigar los incidentes que afectaron a 22 diplomáticos estadounidenses, número dado por el Departamento de Estado de EE.UU..

‘Cuba jamás ha perpetrado ni perpetrará ataques de ninguna naturaleza contra funcionarios diplomáticos ni sus familiares, sin excepción', afirma el comunicado oficial.

El gobierno estadounidense señaló que los afectados mostraron problemas de audición, mareos, nauseas; síntomas que podrían haber sido causados por ‘ataques' acústicos, según indica la agencia EFE .

El Clarín , en base a información obtenida por The Associated Press , informa que los primeros afectados por los ‘ataques' habrían sido espías estadounidenses. Los afectados aseguraban haber escuchado un sonido similar al chirrido de los grillos estando fuera o dentro de sus casas en La Habana.

Si bien el origen de los ataques todavía es un misterio, para la periodista de la BBC , Gerardo Lissardy lo más evidente es que la relación bilateral entre ambas naciones ‘va cuesta abajo'.

Con la nueva reducción del personal cubano en Washington, se limitan el número de operaciones que puede realizar lo que afectará el procedimiento de emisión de visas que ya estaba afectado por las restricciones que impuso la administración de Donald Trump.

La compleja situación de Trump en el Caribe

Mientras Donald Trump se aleja de Cuba, otra isla caribeña, Puerto Rico, levanta protestas contra el mandatario norteamericano, en este caso por la falta de ayuda al ‘Estado Libre Asociado', tras la devastadora destrucción del huracán María.

Trump, que realizó ayer una visita a San Juan, despertó la indignación de algunos boricuas al asegurar que el paso de María, no es ‘una catástrofe real', comparándola con lo ocurrido en Nueva Orleans y el ciclón Katrina, informó EFE .

Oficialmente territorio de EE.UU. desde su anexión en 1898 y con un estatus de ‘semicolonia', Puerto Rico enfrenta la situación en medio de una aguda crisis económica.

Durante su visita, Trump estuvo acompañado por el director ejecutivo de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), institución federal que recibido fuertes criticas por algunas autoridades puertorriqueñas, por su lenta respuesta y el apoyo insuficiente para palear la crisis.