La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

América

Corrupción en la era Trump al alza, para 44% de la ciudadanía

De acuerdo a un portavoz de la Casa Blanca, esa percepción se debe, principalmente, al ‘bombardeo' de los medios de comunicación

La desconfianza hacia el gobierno de Donald Trump es peor la de Barack Obama.

Cerca de la mitad de los estadounidenses consideran que la corrupción ha penetrado al gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) durante la era de Donald Trump, una cifra mayor a la percepción del 2016, de acuerdo a un barómetro sobre la corrupción hecho por la ONG Transparencia Internacional (TI).

En una encuesta que se llevó a cabo entre el 2016 y el 2017 los resultados arrojaron que el 44% de los estadounidenses considera que la mayoría de los funcionarios públicos de la actual administración son corruptos, cifra que alcanzó en 2016 el 38% cuando Barack Obama aún era jefe de Estado de EE.UU..

Añadido a ello, 7 de cada 10 estadounidenses consideran que el gobierno de Trump ha fallado en la lucha contra la corrupción, siendo que una de sus principales promesas de campaña fue luchar contra este flagelo. Durante la campaña presidencial republicana, Trump empleó una retórica populista contra la influencia que tienen empresarios y multinacionales sobre la política estadounidense, acusando a otros candidatos como Jeb Bush o Ted Cruz de dejarse manipular por estos.

Entre las instituciones peor percibidas en primer lugar está la Casa Blanca (44%), le sigue el Congreso de EE.UU. (38%) y en tercer lugar están los oficiales del Gobierno (33%). Los empresarios y ejecutivos se encontrarían por detrás de estos tres con un 32% de los estadounidenses que tiene una mala imagen de estos.

Los mejor calificados fueron los jueces y magistrados de la Corte Suprema, sólo el 16% de los estadounidenses consideran que es una institución corrupta.

CAMBIOS

La Casa Blanca es la que peor imagen tiene entre los estadounidenses

El 32% de la ciudadanía también considera que los empresarios y multinacionales son entidades corruptas.

La Casa Blanca es la que tiene la peor percepción entre los ciudadanos estadounidenses.

Durante la campaña presidencial de 2016, Donald Trump prometió que limpiaría al gobierno de la influencia de las multinacionales y empresarios.

Estas cifras se incrementan entre los afroamericanos, el 62% de ellos tiene una percepción negativa de la Casa Blanca, pues considera que la mayoría de los funcionarios en esta institución son corruptos.

Aun así, ante esta situación muchos tienen miedo de reportar la corrupción, pues de acuerdo a la encuesta el 55% teme las posibles represalias que ello implicaría.

Zoe Reiter, representante de TI en EE.UU., dijo al diario estadounidense Washington Post que el estudio reveló que para los ciudadanos de a pie el gobierno no está cumpliendo con los estándares contra la corrupción. Más recordó que el 74% de los estadounidenses consideran que la gente común puede hacer cambios positivos en la sociedad, aunque comparado al 2016 hubo una disminución de entre los que creen que el voto popular es el mejor mecanismo para lograrlo.

‘Creo que esto debería tomarse como una llamada de atención para los funcionarios electos de que los estadounidenses están hartos de sus promesas de limpiar el gobierno', concluyó Reiter.

Ante este reporte, el portavoz de la Casa Blanca, Raj Shah, dijo que la actual administración ha ‘hecho bastante para acabar con la corrupción y aumentar la transparencia del gobierno'.

Como ejemplo, Shah señaló que se ha trabajado en la reducción de solicitudes de la Ley de Libertad de Información, ‘para que la información sobre el gobierno esté más disponible'. Según el portavoz de la Casa Blanca, esta imagen negativa del gobierno de Trump se debe al ‘bombardeo' de los medios de comunicación, reporta el diario Voice of America .

Otros opinan lo contrario, pues al menos seis miembros de su gabinete son investigados por gastos de viaje, por utilizar aviones del Estado para asuntos personales, entre otros. Además, el propio Trump está siendo demandado en Maryland y Washington, DC, por violar la ‘cláusula de emolumentos' de la Constitución de EE.UU. al administrar su hotel Trump International en Washington, D.C.

A su vez, el primer consejero de seguridad nacional de Trump, Michael Flynn, se declaró culpable de mentir al FBI en una investigación que también descubrió el trabajo secreto de cabildeo para el gobierno turco; y su yerno, Jared Kushner, no divulgó mil millones de dólares en préstamos vinculados a su compañía de bienes raíces. Y a eso se añade la vinculación de algunos de sus miembros más cercanos con el Gobierno ruso, reporta Newsweek .