La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

América

Santos califica de "cobarde" emboscada en la que murieron ocho policías

Los agentes asesinados acompañaban a funcionarios de la Unidad de Restitución de Tierras cuando fueron emboscados en el caserío de El Tomate

Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, calificó hoy de "cobarde" el ataque en el que ocho policías fueron asesinados en una emboscada en San Pedro de Urabá, en el departamento de Antioquia (noroeste).

"Rechazo total al cobarde ataque", escribió el jefe de Estado en su cuenta de Twitter, donde además de expresar su solidaridad con los familiares de los asesinados aseguró que "vamos con absoluta contundencia tras los responsables de estos actos".

Los agentes asesinados, un subintendente y siete patrulleros, acompañaban a funcionarios de la Unidad de Restitución de Tierras cuando fueron emboscados en el caserío de El Tomate.

El mandatario afirmó en una declaración en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, que el culpable del atentado, según le informó la dirección de la Policía, es el Clan del Golfo, la mayor banda criminal del país de origen paramilitar.

"Este acto de barbarie no quedará impune, iremos detrás de sus responsables que según informa la dirección de la Policía fue el Clan del Golfo, seguiremos arreciando contra esta organización criminal supuestamente responsable de este terrible atentado", manifestó el Jefe de Estado.

A la condena de Santos se sumó la del director de la Policía de Colombia, general Jorge Hernando Nieto, quien calificó la acción como un "acto de barbarie".

Los fallecidos son el subintendente Fabio Sarmiento y los patrulleros Never Alfonso Sierra Franco, John Jairo González Cardona, José David Pérez Hernández, Darlin Rodríguez Sarabia, Jorge Pacheco Solano, Giovanny Rodríguez Castaño y José Alejandro Sade Ballesteros.

El Clan del Golfo nació luego de la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en 2006 y se convirtió en la banda criminal más buscada del país, dedicada al narcotráfico y la minería ilegal, principalmente.

El pasado septiembre la organización, liderada por Dairo Antonio Úsuga, alias "Otoniel", anunció su intención de someterse a la justicia.