La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

América

Muere el terrorista cubano-estadounidense Luis Posada Carriles

Posada Carriles fue parte de la preparación de la fallida invasión de Bahía de Cochinos en 1961

Nacido en Cienfuegos , Cuba, Posada Carriles fue un furibundo enemigo del gobierno cubano.

A los 90 años murió el anticastrista, exagente de la CIA y terrorista cubano-estadounidense Luis Posada Carriles, tras una larga enfermedad, informó El Nuevo Herald .

Según reportes del rotativo miamense, Posada Carriles ‘falleció cerca de las 5 de la mañana' en el Memorial Regional Hospital de Hollywood, al sur de la Florida.

Enemigo jurado del Gobierno de Fidel Castro tras el triunfo de la Revolución Cubana en el 1959, se vinculó con grupos anticomunistas y participó en múltiples acciones terroristas contra el Gobierno cubano y otros de la región.

Posada Carriles fue parte de la preparación de la fallida invasión de Bahía de Cochinos en 1961, donde organizaciones anticastristas intentaron invadir Cuba apoyadas por la administración de John F. Kennedy.

Reportes de la agencia Efe , citando documentos desclasificados del Departamento de Estado, indican que Posada Carriles fue un informante y agente pagado de la CIA, por lo cual viajó por distintos países latinoamericanos, en los cuales trabajó contra los movimientos de izquierda y vinculados con grupos de extraderecha de la región.

Se formó en el ejército de EE.UU. entre los años 1963 y 1964, un año después sería reclutado por la CIA, de acuerdo a fuentes de El Nuevo Herald. Incluso llegó a trabajar entre 1968 a 1976 para la extinta Dirección de Servicios de Inteligencia y Prevención de Venezuela, durante los gobiernos de COPEI y Acción Democrática.

Posada Carriles es acusado por La Habana de ser el autor intelectual de varios ataques bombas en Cuba en los 90, incluyendo el del hotel Copacabana de la capital del país en 1997, en el que murió un turista italiano.

Sin embargo, uno de los más relevantes atentados en donde se le señala como ‘autor intelectual', ocurrió el 6 de octubre de 1976, con la voladura en pleno vuelo de un avión civil de Cubana de Aviación.

A bordo de la aeronave viajaban unas 73 personas, todas muertas en aquel atentado, en su mayoría cubanos, aunque también guyaneses y norcoreanos.

Entre los fallecidos se encontraban 28 jóvenes del equipo nacional juvenil de esgrima cubano, quienes volvían a la isla luego de haber participado en el Campeonato Centroamericano y del Caribe de esa disciplina deportiva.

ATENTADO EN PANAMÁ

Su último intento conocido de asesinar a Fidel Castro se produjo en el año 2000, durante la visita del líder cubano a Panamá para la X Cumbre Iberoamericana.

El magnicidio estaba planeado por Posada Carriles para que tuviera lugar en el paraninfo de la Universidad de Panamá, donde el mandatario cubano ofrecería un discurso ante miles de personas.

Posada Carriles fue detectado por la inteligencia de la isla y entregado a las autoridades panameñas.

Tenía planificado hacer estallar el aula máxima de la Universidad de Panamá junto a los asistentes, que incluían simpatizantes del gobierno cubano, estudiantes, profesores y políticos panameños, así como periodistas locales e internacionales.

El agente de la CIA sería detenido y condenado en Panamá, aunque la entonces presidenta, Mireya Moscoso (1999-2004), le otorgó un indultó antes de dejar el mando, que se tradujo en la inmediata liberación de Posada Carriles por parte de las autoridades panameñas y su salida del país al siguiente día en un vuelo privado con rumbo desconocido.

Posada Carriles llegaría luego a El Salvador, donde se refugió bajo el gobierno del presidente Francisco Flores —hoy detenido por casos de corrupción—. De ahí entró a Estados Unidos en 2005 de manera ilegal, por lo que debió enfrentarse a la justicia de este país, pero luego fue absuelto.

En 2008, la Corte Suprema de Justicia de Panamá declararía inconstitucionales los indultos dados por la presidenta Moscoso, por considerarlos ‘irregulares'.