Panamá,25º

13 de Dec de 2019

América

Ola de paquetes bomba: Obama, Clinton y Soros, entre los objetivos

Fuerzas de seguridad de EE.UU. interceptaron ayer varios dispositivos bomba dirigidos a expresidentes demócratas y exfuncionarios de la administración Obama

Hasta el momento, las autoridades mantienen abiertas las investigaciones.

Como un ‘acto de terrorismo' fue oficialmente calificado por las autoridades de Nueva York la aparición, ayer, de varios paquetes bomba a nombre de líderes demócratas, legisladores y exfuncionarios gubernamentales de alto nivel.

Entre las personalidades que recibieron los artefactos explosivos están los expresidentes Bill Clinton y Barack Obama, el exfiscal general de la administración de este último, Eric Holder, el multimillonario George Soros y dos legisladores demócratas.

Desde la Casa Blanca señalaron lo ocurrido como algo ‘atroz', haciendo un llamado a la ‘unidad' en rechazo de los ‘actos o amenazas de violencia política'.

‘Estamos extremadamente enfadados, disgustados, infelices sobre lo que ha ocurrido esta mañana, y llegaremos al fondo de esto', afirmó el presidente estadounidense Donald Trump.

‘PALABRAS VACÍAS'

Líderes demócratas cuestionan la reacción de la Casa Blanca.

Los líderes demócratas en el Congreso de EE.UU. aseguraron ayer que la condena de Trump al envío de paquetes explosivos son ‘palabras vacías', al menos hasta que no se retracte de sus declaraciones que ‘justifican la violencia'.

‘Tenemos que unirnos. Tenemos que unirnos y enviar el mensaje claro, rotundo, inconfundible de que los actos o amenazas de violencia política de cualquier tipo no tienen cabida en Estados Unidos', subrayó.

Trump no mencionó explícitamente a Obama, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, otra de los objetivos de los paquetes bomba interceptados en las últimas horas, hablando en general de los intentos de ataque a ‘ex altos cargos del Gobierno' y figuras en posiciones de poder.

El exdirector de la CIA John Brennan también se encontraba entre los exfuncionarios con paquetes bomba a su nombre, sin embargo, el dispositivo fue extrañamente enviado al edificio Time Warner, sede de la cadena CNN , lo que obligó a evacuar el inmueble.

Policías federales, estatales y locales mantenían los aledaños del edificio fuertemente vigilados mientras las unidades caninas olisqueaban vehículos y papeleras y los agentes de movilidad trataban de mantener la fluidez del tráfico.

Menos de una hora después, la Policía del Capitolio de EE.UU. interceptó otro paquete sospechoso en unas instalaciones situadas a las afueras de Washington en las que se procesa el correo postal dirigido a miembros del Congreso, informaron ayer la cadena de televisión ABC News .

El paquete iba dirigido a la congresista demócrata Maxine Waters, una de las figuras de la oposición más criticadas con Trump.

Hasta el momento ni el FBI ni la NSA han identificado los autores ni las motivaciones políticas de los sucesos.