Temas Especiales

19 de May de 2022

América

Buenos Aires colorea con el arco iris LGTBIQ un día de luto nacional

Numerosas agrupaciones consideran que esta ley no se está cumpliendo en la provincia y reclaman que el cupo sea nacional.

La bandera argentina ondea desde la mañana del sábado a media asta en todos los edificios oficiales, el Gobierno decretó luto nacional tras el hallazgo del submarino ARA San Juan, algo que no impidió que las calles del centro de la capital se tiñeran con la colorida insignia LGTBIQ.


La avenida de Mayo detuvo un día más su tránsito cotidiano para llenarse de carrozas, banderas y purpurina, tres símbolos de la lucha por la visibilidad del colectivo LGTBIQ, que este año centró la vigésimo séptima edición de su marcha anual en los derechos de la población transexual.

"La vida de una persona gay, de una persona trans o de una travesti en la calle sigue siendo dura, es una cuestión de la sociedad. Estamos en un país en los que faltan políticas sociales que les ayuden a tener una vida menos complicada", defendió en diálogo con Efe Lea Besse, una joven de 23 años que aseguró llevar años asistiendo a este evento.

Una ley del cupo laboral trans ya fue aprobada en la provincia de Buenos Aires en 2015, y establece que el 1 % de los puestos en municipios tienen que estar ocupados por personas transgénero, transexuales o travestis.

Numerosas agrupaciones consideran que esta ley no se está cumpliendo en la provincia y reclaman que el cupo sea nacional.

Para Besse, es un día tanto de lucha como de celebración, pero hizo hincapié en que el marchar de esta forma es una "visibilización de la diversidad" que transita las calles porteñas "sin necesidad de música y estandartes".

"Tenemos que luchar por los derechos adquiridos y por los que quedan", finalizó la joven.

Este sábado, el Ejecutivo de Mauricio Macri, realizó una conferencia de prensa en la que, junto a representantes de la Armada Argentina transmitieron el parte preliminar que la empresa estadounidense Ocean Infinity les facilitó ante la esperada noticia de que habían conseguido dar con el Ara San Juan, el sumergible desaparecido hace 366 días en aguas del Atlántico Sur.

Con la buena nueva sobre sus hombros y antes de dar comienzo al luto por el que la capital ya ha cancelado los eventos y celebraciones programadas para el fin de semana, miles de personas danzaron al ritmo de tambores, divas de la cumbia, el pop y la electrónica, y lucieron sin excepción sus afilados zapatos de tacón.

"Es muy lamentable que antes del comienzo del G20 y el último día que la empresa estaba contratada encuentren el ARA San Juan, da muchas sospechas. Este Gobierno tiene una hegemonía simbólica muy fuerte y el apoyo de los medios de comunicación, parece que con estas noticias taparán otras", apuntó a Efe Juan Manuel Caborda, otro de los participantes del desfile.

A su juicio, "no hay nada que pare el deseo, cuando hay deseo no hay políticas que lo paren", un deseo por mostrar que "la capital es diversa".

"Estamos acá para empoderarnos, para vivir en la diversidad para que todos tengamos los mismos derechos, de ser uno, sin prejuicios", explicó.

A sus 44 años, Caborda es un ejemplo de que la celebración del Orgullo LGTBIQ continúa reuniendo multitudes, a pesar de que este año los colectivos de la organización interna del evento consideraron necesario realizar dos marchas, la primera de ella hace siete días de la mano de la Comunidad Homosexual Argentina, la agrupación 100% Diversidad y Derechos, así como Mujeres Trans Argentinas y la Asociación La Rosa Naranja.

Sin embargo, esta primera marcha tuvo que cancelarse con motivo del temporal que azotó Buenos Aires el pasado fin de semana