La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

América

Prisión y arrestos buscan silenciar al periodismo

Más del 90% de los informadores enviados a la cárcel son nacionales de los Estados en donde realizan su labor. Muchos son acusados de difundir ‘noticias falsas' o cometer delitos contra el Gobierno en el poder

Más de 200 periodistas alrededor del mundo han sido puestos tras las rejas durante el 2018 en el cumplimiento de sus funciones, según reveló el estudio del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), una cifra que según esta institución muestra que los Gobiernos de cáracter autoritario cada vez optan más por utilizar el encarcelamiento para acallar a las voces disidentes.

De acuerdo a la CPJ, con sede en Nueva York, la cifra total de periodistas encarcelados durante el presente año fue de 251 periodistas, de los cuales la mayoría se registró en Turquía (68). Según el informe, el 70% de los periodistas encarcelados fueron acusados de cometer delitos contra el Estado. Otro porcentaje habría sido acusado de difundir a su vez ‘noticias falsas'.

A su vez, el 98% de los periodistas presos son nacionales de los Estados en donde fueron encarcelados. De estos, el 33% son mujeres y el 30% del total operan como freelancers .

‘La terrible ofensiva global contra los periodistas que se ha intensificado en los últimos años no da señales de disminuir. Es inaceptable que alrededor del mundo 251 estén en prisión sencillamente por informar a la sociedad', declaró Joel Simon, director ejecutivo del CPJ.

Mas la persecución de esta profesión no acontece únicamente en regímenes autoritarios. Este es el caso de Estados Unidos, en donde los periodistas han hecho frente a una retórica hostil de parte de su Gobierno, asegura el informe de la CPJ.

Además, el organismo U.S Press Freedom Tracker reveló que durante el transcurso del año se detectaron al menos nueve arrestos contra periodistas.

Otro caso que fue resaltado por el organismo internacional fue el de dos reporteros de la agencia Reuters en Myanmar, Wa Lone y Kyaw Soe Oo.

Ambos fueron sentenciados a una pena de siete años de cárcel por violar la ‘Ley de Secretos Oficiales' luego de haber revelado las atrocidades cometidas por el ejército de este país contra la minoría de los rohingya en el estado de Rakhine.

Para América Latina se registró el caso del periodista alemán, Billy Six, quien fue puesto en prisión en Venezuela bajo la acusación de ser un espía, informa The Washington Post.

‘Nunca tocó un arma, nunca se unió a ninguna manifestación', dijo su padre, Edward Six. ‘Simplemente estaba en la calle. Habló con todas estas personas normales. Les hizo preguntas y lo puso en internet'.

Nicaragua también ha sido señalada por silenciar las voces críticas en contra del Gobierno.

La Policía del país centroamericano allanó sin orden judicial el viernes las oficinas de cuatro ONG y un grupo de medios de comunicación críticos del Gobierno, que previamente fueron despojadas de su personalidad jurídica por la Asamblea Nacional.

ASESINATOS

Añadido al peligro de la cárcel o el arresto, los periodistas también se ven enfrentados al temor de perder su vida mientras realizan su labor.

En 2018 la CPJ reportó unos 53 periodistas asesinados, entre ellos el conocido caso del informador saudí , Jamal Khashoggi, quien fue asesinado el pasado mes de octubre dentro del consulado de Arabia Saudí en Estambul (Turquía).

La gran mayoría fueron asesinatos en Afganistán (13), quedando en segundo lugar Siria (9) y seguido por India, con el tercer lugar (5).

De este modo, el 2018 cierra con una cifra superior a la del 2017, cuando se registró el asesinato de 46 periodistas. Aunque el año más mortal hasta la fecha sigue siendo el 2009 (76).

En el continente americano, México y EE.UU. registraron la mayor cifra de víctimas, cuatro para cada uno. Aunque en el segundo caso, los periodistas fueron asesinados durante un tiroteo el 28 de junio de 2018.

En el caso mexicano, recientemente siete periodistas del estado de Oaxaca, habrían sido amenazados según revelaron las autoridades de México, de acuerdo con reportes de Efe .

La ONG Artículo 19, de defensa de la libertad de expresión, denunció por Twitter las amenazas padecidas por estos reporteros.

‘Siete reporteros de distintos medios y regiones en Oaxaca fueron víctimas de una amenaza a través de Facebook. Los reporteros cubren información relacionada con el gasto público, corrupción y política en el estado de Oaxaca', apuntó la ONG.

En Nicaragua destaca el asesinato del periodista Ángel Eduardo Gahona, del diario El Meridiano .

Gahona, un periodista independiente, de 42 años de edad fue asesinado el 21 de abril mientras cubría las protestas contra las reformas que impulsaba el Gobierno de Daniel Ortega.

Un tercer caso para la región fue el del periodista Javier Ortega, de 36 años; el fotógrafo Paúl Rivas, de 45; y el conductor Efraín Segarra, de 60, los tres pertenecientes al equipo periodístico del diario ecuatoriano El Comercio. Los tres fueron asesinados por un grupo disidente de la extinta guerrilla de las FARC.

Aunque Quito asegura que el líder del grupo disidente, el guerrillero Walter Patricio Arizala (alias ‘Guacho'), no tenía intención de entregar vivos a los informadores, la parte colombiana afirma que los guerrilleros decidieron asesinar a los periodistas porque el Gobierno ecuatoriano se negó a intercambiarlos por unos presos que tenía bajo su custodia.

Condenan allanamiento a medios en Nicaragua

La organización internacional PEN capítulo Nicaragua condenó el allanamiento a un grupo de medios críticos con el Gobierno del presidente Daniel Ortega, y demandó la devolución de sus bienes y una indemnización por los daños.

‘PEN Nicaragua condena esta brutal y absolutamente ilegal acción contra las instalaciones y bienes de los programas ‘Esta Semana', ‘Esta Noche' y ‘Confidencial', y demanda a las autoridades la inmediata devolución de sus medios de trabajo y la indemnización por los daños causados', señaló ese organismo en una declaración.

La Policía nicaragüense registró las sedes del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), del Instituto para el Desarrollo de la Democracia (Ipade), del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), del Instituto de Liderazgo de las Segovias (ILS), la Fundación del Río, y Popol Na, así como las oficinas de los medios ‘Esta Semana', ‘Esta Noche' y ‘Confidencial'.

A excepción del grupo de medios, dirigidos por el periodista Carlos Fernando Chamorro, la Asamblea Nacional de Nicaragua había cancelado previamente la personalidad jurídica a nueve ONG, incluida las seis registradas, presuntamente por formar parte de un grupo de organismos que apoyaron ‘el fallido intento de golpe de Estado', como el Ejecutivo define a las manifestaciones antigubernamentales que se iniciaron en abril pasado.

PEN Nicaragua calificó el allanamiento al grupo de medios como ‘un ataque directo al periodista Carlos Fernando Chamorro', hijo de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997).

Denunció que las fuerzas policiales destrozaron las instalaciones físicas y removieron por la fuerza y con lujo de violencia los equipos, cámaras y computadoras de los medios de comunicación.

CRISIS

En 2018 se registraron 251 periodistas arrestados alrededor del globo.

De acuerdo a la CPJ, el 70% de los periodistas encarcelados fueron acusados de cometer delitos contra el Estado. Además, el 98% de los periodistas presos son nacionales de los Estados en donde fueron encarcelados. De estos, el 33% son mujeres.