La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

América

Italia pide que no haya confrontación en Venezuela por imposición extranjera

El primer ministro italiano señaló queen Venezuela debe haber un proceso político para resolver el conflicto sin injerencias extranjeras

En el Gobierno de Conte existe la preocupación de que se repita el caso Libio, donde el país tras la intervención de la OTAN el país quedó sumido en el caos.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, deseó hoy que se produzca la reconciliación en Venezuela y pidió evitar que el país se convierta en un campo de confrontación y división por la imposición de países extranjeros.

"En este momento es de fundamental importancia evitar una escalada de violencia dentro del país y al mismo tiempo tratar de evitar que Venezuela, a través de la imposición de países extranjeros, pueda convertirse en un campo de confrontación y división entre actores globales", afirmó Conte en un mensaje publicado en las redes sociales.

Conte aseguró que su gobierno sigue "la situación en Venezuela con atención constante" y animó a la "reconciliación nacional y a un proceso político que se lleve a cabo de manera ordenada y que permita al pueblo venezolano tomar decisiones democráticas libres lo antes posible".

"Italia está con el pueblo venezolano y espera para él mejores condiciones de vida política, social y económica", concluyó.

El primer ministro italiano evitó así seguir el ejemplo de países como España, Francia, Alemania, Portugal, Holanda, y Reino Unido, que hoy instaron al Ejecutivo del presidente venezolano, Nicolás Maduro, a convocar nuevas elecciones en 8 días, o reconocerán al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente interino, como él mismo se proclamó el pasado miércoles.

Posteriormente la Unión Europea (UE), en un comunicado conjunto, dejó abierta la posibilidad de reconocer a Guaidó como presidente y subió el tono contra Maduro, al que exigió que convoque elecciones "en los próximos días", pero sin marcar un límite temporal concreto.

"CAOS LIBIO"

Existe cierta división en el Gobierno italiano con respecto a las situación en Venezuela, pues si bien el ministro del Interior y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, ha secundado la línea de España, Francia, Alemania y Reino Unido, no opinan lo mismo algunos miembros del otro socio de Gobierno, el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S).

"Maduro está golpeando a un pueblo con violencia y hambre (...) Espero que el Gobierno italiano abandone la prudencia y apoye al pueblo venezolano", manifestó Salvini en declaraciones a los medios en Milán.

Momentos después le respondía el exdirigente del M5S Alessandro Di Battista en las redes sociales y decía que "firmar el ultimátum de la UE a Venezuela es una tontería megagaláctica" porque "es exactamente el mismo patrón que se siguió hace años con Libia y (Muamar al) Gadafi".

"Aquí no se trata de defender a Maduro. Se trata de evitar una escalada de violencia aún peor que la que ha vivido Venezuela durante años. Me sorprende que Salvini sea soberano de palabra pero luego respalde, como Macron, una línea ridícula", escribió.