28 de Sep de 2022

América

Baja participación favoreció triunfo de Bukele

Un factor que hacía esperar una votación mayor era la participación de un ‘tercer actor, que volvía mucho más interesante el proceso de elección'

Baja participación favoreció triunfo de Bukele
Nayib Bukele fue electo por los salvadoreños en medio de una tasa de abstencionismo histórico.

Las elecciones presidenciales de El Salvador del pasado domingo estuvieron marcadas por la baja participación de votantes, lo que ayudó a Nayib Bukele a ganar en primera vuelta, dijo a Efe el analista Humberto Saenz.

CIERRE AL BIPARTIDISMO

Con un discurso anticorrupción, Bukele llegó al poder con el partido derechista Gana, duramente cuestionado por actos de corrupción.

53%

Fueron los votos obtenidos por Bukele, superando a los dos principales partidos que han gobernado desde el fin de la guerra civil en El Salvador: Arena (derecha) y el FMLN (izquierda).

Saenz, también presidente de la organización Acción Ciudadana, creada en 2010, señaló que el primer elemento destacado de la jornada del domingo ‘es el bajo nivel de participación de la ciudadanía', ya que solo votó el 51.8% de los más de 5.2 millones de electores convocados.

Ese dato revela una caída paulatina de la participación en los últimos comicios salvadoreños con un indicador que llegó al 67.3% en 2004, a 61.9% en 2009 y al 55.32% en 2014, según los datos oficiales, con la única diferencia de que en esos procesos siempre se fue a segunda vuelta.

Saenz explicó que la apreciación de una baja participación se basaba en el ‘comportamiento histórico' que han mantenido los comicios presidenciales, puesto que ‘ha existido mucha participación en las últimas elecciones'.

Un factor que hacía esperar una votación mayor era la participación de un ‘tercer actor, que volvía mucho más interesante el proceso de elección', en referencia a Bukele, quien se presentó en los comicios de la mano de la derechista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) con un discurso contra los partidos tradicionales.

‘Nuestra conclusión preliminar es que (la baja participación) es producto de ese desencanto que existe por parte de la ciudadanía con los institutos políticos' y ‘acá metemos a todos los partidos que participaron en el proceso de elección, independientemente del que resultó victorioso', acotó el analista.

Sostuvo que esta situación es ‘un mensaje que la ciudadanía está enviando' y que ‘ojalá lo entiendan todos los partidos', porque ‘no es un desinterés inocuo'.