26 de Feb de 2020

América

Costa Rica decomisa 1.900 kilos de cianuro dirigidos a minería ilegal

El decomiso lo llevó a cabo la Policía de Fronteras en una casa en la localidad de La Cruz, provincia de Guanacaste, fronteriza con Nicaragua

Las autoridades de Costa Rica decomisaron este miércoles 1.900 kilos de cianuro que iban a ser usados en minería ilegal con alto riesgo de daño ambiental y para la salud humana.

El Ministerio de Seguridad de Costa Rica informó que el decomiso lo llevó a cabo la Policía de Fronteras en una casa en la localidad de La Cruz, provincia de Guanacaste, fronteriza con Nicaragua, donde fue detenido un costarricense de apellido Mendoza.

"Este material es altamente peligroso para la salud pública y muy dañino para el ambiente. Su decomiso impide que sea utilizado para la extracción de oro, actividad ilícita que hemos combatido intensamente desde semanas atrás con diversas acciones operativas", dijo en un comunicado el director de la Policía de Fronteras, Allan Obando.

Según las investigaciones de las autoridades, el cianuro iba a ser empleado para extraer oro en Las Crucitas, un recóndito sitio del norte de Costa Rica donde desde hace meses miles de mineros ilegales se dedican a sacar oro.

En el lugar se ha desatado una fiebre del oro en una finca donde iba a operar la mina de oro Las Crucitas, cuyos permisos fueron cancelados en 2015 y que nunca llegó a extraer producto.

La finca se encuentra abandonada y ha sido tomada por cientos de mineros artesanales que se adentran en la montaña para burlar a las autoridades y extraer oro con métodos que incluyen la utilización del mercurio y cianuro para separar la roca del oro.

Las autoridades hacen constantes operativos en el sitio y detienen a decenas de mineros, muchos de ellos nicaragüenses irregulares que son regresados a su país.

Los oficiales han decomisado mercurio y cianuro, sustancias muy peligrosas para la salud humana y el medio ambiente que los mineros utilizan en su labor.

El ministro de Ambiente y Energía de Costa Rica, Carlos Rodríguez, confirmó a inicios de enero la existencia en el sitio de un "gravísimo problema" de contaminación por mercurio y calculó que la extracción ilegal asciende a unos 90 millones de dólares en oro.

Las Crucitas es un fallido proyecto que fue descartado en 2015 tras un fallo judicial que encontró irregularidades en el proceso de concesión otorgada en 2008 a la empresa Industras Infinito, subsidiaria de la canadiense Infinito Gold.