La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

América

Bachelet advierte que sanciones contra Venezuela agravarán la crisis económica

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos mostró su preocupación por la crisis que enfrenta el país sudamericano

La expresidenta chilena atribuyó la más reciente crisis energética que dejó casi todo el territorio de la nación bolivariana sin luz eléctrica, a los “problemas de infraestructura que afronta el país”

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, hizo público hoy un informe oral que apunta al agravamientos de la situación socioeconómica en el Venezuela, mostrando su preocupación por el deterioro de los derechos humanos y las sanciones contra el país sudamericano.

“"Desde junio de 2018, el ejercicio de los derechos sociales y económicos ha seguido deteriorándose continuamente", apuntó Bachelet, durante su intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de Ginebra, donde también pidió a las autoridades tomar medidas "para mejorar una amplia gama de problemas urgentes de derechos humanos".

De acuerdo a reporte de la agencia Efe citando un documento difundido por la oficina de la expresidenta chilena, la alta comisionada consideró la visita del equipo técnico de la ONU en Venezuela como una “primera medida positiva", precisando que "es esencial que el equipo tenga acceso total y sin restricciones".

Bachelet también calificó como “crisis humanitaria” por los “tres millones de personas que han huido de Venezuela”, un termino rechazado por el Gobierno que considera esto no aplica a este caso, en cuanto el Estado está tomando medidas para paliar la crisis económica y proteger a los sectores más vulnerables de la población, insistiendo que este calificativo busca ser una “excusa” para facilitar una posible intervención militar.

Bachelet informó al Consejo de las novedades que en materia de derechos humanos se han dado en Venezuela durante el último año, periodo en el que según la expresidenta chilena continúa habiendo una grave crisis que "constituye además un inquietante factor de desestabilización regional".

Igualmente, la alta comisionada indicó por otro lado, que las sanciones de Washington contra Venezuela, que afectan entre otros aspectos la venta de crudo venezolano en el exterior, "pueden contribuir a agravar la situación económica, con posibles repercusiones sobre los derechos básicos y el bienestar de la población".

Además, Bachelet atribuyó la más reciente crisis energética que dejó casi todo el territorio de la nación bolivariana sin luz eléctrica, a los “problemas de infraestructura que afronta el país”; una situación que Caracas asegura fue el resultado de un “sabotaje” y “ataque cibernético” al sistema eléctrico.

Igualmente, la funcionaria se mostró preocupada por la denuncias de violaciones a los derechos políticos, a la vida, denuncias de presuntas ejecuciones extrajudiciales y al “aumento de las restricciones a la libertad de expresión y de prensa en Venezuela".

Finalmente la alta comisionada concluyó que "la polarización está agravando una situación ya de por si crítica", reiterando que “es preciso que se alcance un acuerdo para una solución política".