La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

América

EEUU inicia el proceso para cortar ayuda a Guatemala, El Salvador y Honduras

La crítica del presidente estadounidense, Donald Trump surge porque los tres países del Triángulo Norte de Centroamérica permiten las caravanas de migrantes que busca llegar a Estados Unidos

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ordenado a su Gobierno que inicie el proceso para cortar todo tipo de asistencia a El Salvador, Guatemala y Honduras, dijo este sábado a Efe un portavoz del Departamento de Estado.

La decisión se tomó el viernes por la noche después de que Trump criticara a los tres países del Triángulo Norte de Centroamérica por "no hacer nada" por los estadounidenses y permitir la formación de caravanas de migrantes que tienen como objetivo llegar a Estados Unidos.

El citado portavoz explicó que, por orden de Trump, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha informado de su decisión al Congreso, que tiene la última alabra en el presupuesto.

"Por instrucciones del secretario (Pompeo), estamos cumpliendo con las ordenes del presidente y acabando los programas de asistencia exterior para los países del Triángulo Norte del año fiscal 2017 y 2018. Entablaremos conversaciones con el Congreso como parte de este proceso", explicó la fuente.

El portavoz no precisó qué cantidad de fondos se verán afectados por la decisión de Trump y se limitó a decir que impactará en el dinero que el Congreso aprobó para Guatemala, Honduras y El Salvador durante los años fiscales 2017 (entre el 1 de octubre de 2016 y el 30 de septiembre de 2017) y el año fiscal 2018.

Parte de ese dinero aún no ha sido gastado por completo en los proyectos a los que fue destinado, desde planes de cooperación policial en la lucha contra las pandillas hasta proyectos de ayuda humanitaria e iniciativas para fortalecer la democracia.

En concreto, según los últimos datos del Departamento de Estado, en 2018, Estados Unidos aprobó $120 millones para Guatemala, $80 millones para Honduras y $58 millones para El Salvador.

Mientras tanto, en 2017, Estados Unidos destinó $140 millones a Guatemala, $95 millones a Honduras y $73 millones a El Salvador.

La capacidad del presidente para decidir sobre la ayuda exterior es limitada porque el Congreso es quien tiene la competencia sobre el presupuesto.

De hecho, el mandatario solo podrá transferir a otros proyectos un 10% del dinero que ya ha sido aprobado para estos tres países y en ningún caso podrá detener el desembolso de ayuda que ya ha sido destinada a proyectos, según el centro independiente Oficina de Washington para Latinoamérica (WOLA).

La decisión de Trump con seguridad recibirá críticas de demócratas y republicanos en el Congreso, que durante años han defendido la necesidad de destinar ayudar a esos países centroamericanos para atajar la violencia y falta de oportunidades que provoca la migración hacia Estados Unidos.