Panamá,25º

08 de Dec de 2019

América

Venezuela y Corea del Norte centran las conversaciones entre Putin y Trump

Con visiones contrapuestas en dos escenario geopolíticos, el presidente de Estados Unidos y de Rusia, conversaron vía telefónica por primera vez desde la última Cumbre del G.20 sobre varios temas de la agenda internacional, siendo la península coreana y Venezuela punto claves de la misma.

La investigación por la ‘trama rusa' han deteriorado desde 2016 las relaciones entre Washington y Moscú

El presidente ruso, Vladimir Putin conversó este viernes con su homólogo estadounidense, Donald Trump, siendo la situación venezolana y el conflicto coreano, uno de los principales puntos tratados entre las dos potencias.

Pentágono analiza "posibilidades" para Venezuela

El mismo día que Putin y Trump conversaban sobre la situación en Venezuela, el Pentágono indicó que frente a la crisis en el país bolivariano están disponible ‘un amplio abanico de posibilidades'.

Con esas palabras, Patrick Shanahan, secretario en funciones del Departamento de Defensa de Estados Unidos, contesto a la prensa tras participar en una reunión con altos cargos de inteligencia y seguridad sobre la crisis venezolana.

‘Tenemos un amplio abanico de posibilidades ajustadas a distintas condiciones y voy a dejarlo ahí', indicó Shanahan, según reportes de Efe , insistiendo en el planteamiento ampliamente remarcado por la Administración Trump, ‘todas las opciones están sobre la mesa' al ser preguntado por la prensa ante una acción armada en Venezuela.

Cuestionado sobre las preocupaciones de que se repita con Venezuela un escenario similar al de la invasión de Irak, justificada por informes de inteligencia que certificaban armadas de destrucción masiva que resultaron ser inexistentes, Shanahan se mostró ‘confiado' en la ‘calidad y precisión' de los datos que maneja el Gobierno.

‘No creo que haya un fallo de inteligencia, creo que tenemos muy buenos informes', afirmó.

El intercambio fue confirmado por el portavoz del Gobierno ruso, Dmitri Peskov, indicando que la conversación telefónica duró casi 90 minutos, sin dar muchos detalles sobre el contenido de la misma.

‘Tuvieron una muy buena conversación, hablaron por poco más de una hora, en general fue una conversación muy positiva', indicó Peskov a Sputnik .

Poco antes, Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca coincidió en resaltar el tono ‘positivo' de la conversación, destacando también otros temas tratados como la crisis en Ucrania y el Informe Mueller, investigación por la supuesta colusión entre el entorno de Trump y Moscú.

En cuanto a Venezuela Sanders precisó que Trump le reiteró a Putin ‘la necesidad de una transición pacífica' en el país sudamericano, al mismo tiempo aclarando que ‘todas la opciones están sobre la mesa', en referencia a una posible intervención militar contra Venezuela.

‘Continuamos apoyando al pueblo de Venezuela y el presidente continúa presionando para que la ayuda sea entregada a esa gente. Más allá de eso, no tengo actualizaciones, pero todas las opciones siguen estando en la mesa. ... El presidente hará lo que sea necesario', dijo la portavoz en declaraciones recogidas por La Voz de América .

En un comunicado del Kremlin publicado poco después, indico que el presidente ruso le recalcó a Trump que ‘solo los venezolanos tiene el derechos de determinar el futuro de su país', rechazando así la ‘la injerencia externa en los asuntos internos de Venezuela (y) los intentos de conseguir por fuerza un cambio de Gobierno en Caracas socavan las perspectivas de una solución política de la crisis'.

Esta semana la nación bolivariana enfrentó un nuevo pico de tensiones luego de que el líder opositor, Juan Guaidó, protagonizara un alzamiento cívico-militar fallido contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Si bien Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional y autoproclamado ‘mandatario interno', no recibió el apoyo de las Fuerzas Armadas en ningún cuartel del país —salvo unas decenas de uniformados de baja graduación— en las afueras de la base aérea ‘La Carlota', la intentona tuvo amplio respaldo de la Casa Blanca y los países del Grupo de Lima, cercanos aliados de Washington.

Caracas calificó lo ocurrido como un intento de golpe de Estado orquestado desde Estados Unidos, mientras la comunidad internacional se mostro divida, coincidiendo en la necesidad de evitar cualquier derramamiento de sangre y en pro de una salida pacífica a la crisis.

A la fecha, Estados Unidos ha arreciado las sanciones diplomáticas y económicas sobre Venezuela, siendo las más duras aquellas impuestas a la industria petrolera —principal ingreso del país—, al tiempo que organismos internacionales como la ONU han mostrado su preocupación al considera que estas aumentan el sufrimiento de la población.

Desde el Gobierno ruso cuestiona la medida y las califican como ilegal, al tiempo que la Administración Trump acusa al Kremlin y a Cuba de supuestamente estar detrás del el Gobierno de Maduro, una posición firmemente sostenida por la Casa Blanca, aunque matizada ayer por el mandatario luego del diálogo telefónico.

Nuevo acuerdo nuclear que incluya a China

El acuerdo nuclear también fue tratado por los jefes de Estado, adelantando Trump la posibilidad de un nuevo pacto que esta vez incluya a China.

‘Discutimos la posibilidad de un acuerdo a tres bandas, en lugar de una vía bidireccional para reducir armas nucleares', señaló a la prensa ayer, luego de la conversación telefónica con Putin.

El jefe de la Casa Blanca, dijo que ya ha ‘hablado de eso con los chinos y están muy interesados'.

El tema vuelve a la palestra después de que en febrero pasado Estados Unidos cesara su participación en el tratado INF. Firmado con Rusia en 1987, el pacto regulaba los misiles balísticos de corto y mediano alcance.

Poseedoras del mayor arsenal atómico del mundo, ambas potencias mantiene vigentes otros acuerdos para controlar las armas estratégica, siendo el Start III el último firmado y vigente hasta el 2021.

‘Él (Putin) no está pensando en absoluto en implicarse en Venezuela, más allá de que quiere ver que ocurra algo positivo en Venezuela, y yo siento lo

mismo', dijo Trump, según un cable de Efe , minutos antes de reunirse con el primer ministro de Eslovaquia en la Casa Blanca.

Por el momento, su Administración mantiene las presiones sobre Caracas y La Habana, sobre esta última pesa la aplicación por primera vez del Título III de la Ley Helms Burton, norma extraterritorial que permite demandar en EE.UU. a cualquier empresa del mundo que mantenga negocios con la isla y que encuentra un amplio rechazo sobre todo de China, Rusia y la Unión Europea.

Otro de los asuntos claves de la conversación fue la desnuclearización de la península coreana.

Al respecto, Sanders dijo que Trump habría pedido a su homólogo ruso que aumentara la presión sobre Corea del Norte para avanzar en el tema.

Ante esto Putin informó a Trump sobre la cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, el pasado 25 de abril en Vladivostok, subrayando el compromiso de Piongyang con dejar su programa nuclear siempre que esto venga acompañado de un compromiso de la contraparte estadounidense para levantar las sanciones contra el país.