Panamá,25º

19 de Nov de 2019

América

Concluye un juicio masivo contra miembros de pandilla MS13 en El Salvador

El juicio cerró con los alegatos finales de varios defensores, quienes señalaron que sus clientes sufren una "doble persecución"

Los Salvatrucha también son conocidos como MS13 y suelen llevar las siglas ‘MS’ tatuadas, además de otros dibujos llamativos.Archivo | La Estrella de Panamá

Una corte antimafia de El Salvador concluyó este lunes un juicio contra 426 supuestos miembros y testaferros de la pandilla Mara Salvatrucha, informó el órgano Judicial.

La fuente señaló que el Juzgado Especializado de Sentencia "A" de San Salvador emitirá su fallo el próximo 12 de diciembre por los delitos de organizaciones terroristas, agrupaciones ilícitas, homicidio agravado, tráfico de armas y conspiración para asesinar.

Indicó que el juicio cerró con los alegatos finales de varios defensores, quienes señalaron que sus clientes sufren una "doble persecución", dado que han sido condenados por los mismos delitos en otro tribunal.

Este grupo de personas enfrentó el juicio desde el pasado 7 de octubre, el cual se derivó de la denominada "Operación Cuscatlán" con la que se buscó debilitar las finanzas de la citada estructura criminal en febrero de 2018.

Este juicio captó la atención pública por las declaraciones de un testigo bajo criterio de oportunidad de la Fiscalía y supuesto exmiembro del liderazgo nacional de la MS13.

La declaraciones del testigo identificado únicamente como "Noé" en el juzgado han dejado al descubierto supuestos pactos entre los partidos políticos y las pandillas en El Salvador.

Una de las revelaciones más importantes de "Noé" es la supuesta negociación entre el expresidente del Congreso Norman Quijano y líderes de pandillas antes de la segunda vuelta de los comicios presidenciales de 2014, en los que Quijano compitió.

"Noé" sostuvo que en dicha reunión las pandillas solicitaron un millón de dólares a cambio de votos para el partido de Quijano, la Alianza Republicana Nacionalista (Arena).

Otro de los políticos salvadoreños salpicados por las supuestas negociaciones de dinero a las pandillas es actual alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, también de Arena y a quien "Noé" atribuyó la entrega de 69.000 dólares en 2015.

Muyshondt, vinculado a los pactos con pandillas desde 2016 por publicaciones periodísticas, dijo recientemente que no entregó dinero a las estructuras criminales y aseguró que está dispuesto a colaborar con la Fiscalía en las investigaciones.

Quijano, quien dejó la presidencia del Congreso a finales de octubre, atribuye las declaraciones a un intento de sus adversarios de dañar su imagen.

"Noé" también aseguró que el partido izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) entregó más de 200.000 dólares para que los miembros de las pandillas les dieran sus votos en 2014, cuando ganó su segunda presidencia consecutiva.

El fiscal general de El Salvador, Raúl Melara, dijo que investigará a "todos" los señalados de financiar a las pandillas.

Estas bandas, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil librada en El Salvador entre 1980 y 1992), y que se fortaleció con la deportación de pandilleros desde Estados Unidos, han resistido a diferentes planes de seguridad de encarcelamiento masivo, confrontación directa y diálogo de los últimos cuatro gobiernos.