La Estrella de Panamá
Panamá,25º

12 de Nov de 2019

América

Guatemala declara estado de calamidad tras derrumbes e inundaciones

El país no ha podido atender -por falta de recuros -todas las zonas que en los últimos días han sufrido derrumbes. Unas ocho casas se vinieron abajo y otras 100 están por caerse al barranco.

Zona de riesgo en Villa Nueva, GuatemalaRedes Sociales

El vicepresidente de Guatemala, Jafeth Cabrera, reconoció este martes que "no hay recursos" financieros para atender a dos zonas del municipio metropolitano de Villa Nueva por riesgo para las familias y que por eso se decretó un estado de calamidad.

A preguntas de los periodistas, Cabrera aseguró que hay un "presupuesto específico" de unos 250 millones de quetzales (unos 32,4 millones de dólares) para este tipo de emergencias y para que poder atender las dificultades de unas 125 familias en riesgo por vivir en una zona propensa a derrumbes era necesario decretarla.

Es por ello que el vicepresidente espera que el Congreso ratifique el estado de calamidad para poder atender estas circunstancias que se dieron porque "desafortunadamente no se atendieron" las indicaciones y recomendaciones hace "10 o 15 años".

El lunes el Gobierno declaró esta medida para trasladar a los habitantes de las localidades Regalito de Dios y Nueva Esperanza, de la zona conocida como Ciudad Peronia, hacia un sitio próximo a determinarse y evitar así "una catástrofe".

El escrito indica que en la zona 8 de Villa Nueva, por un plazo de 30 días a partir de la vigencia del decreto, "se restringen derechos constitucionales del artículo 5 de la Constitución durante la implementación del estado de calamidad".

Además, se limitará "el derecho de libre locomoción" y se permitirá "cambiar la residencia de las personas" y se establecerán "cordones sanitarios que impiden entrada de personas en zonas afectadas y exigir a todos los particulares para mejor control de las zonas afectadas".

La medida gubernamental promoverá "el traslado de los habitantes que se localizan en áreas de infraestructura y vivienda de servicios colapsados", según leyó el secretario general de la Presidencia, Carlos Martinez.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) aseguró que desde 2001 se han generado siete informes y se han dado instrucciones a la Municipalidad de Villa Nueva para tener mejor control de las aguas servidas.

Los últimos días se derrumbaron ocho casas y otras 100 están en riesgo inmediato de caerse al barranco.