Panamá,25º

21 de Jan de 2020

América

Pensiones "de lujo" deberán aportar a lucha contra pobreza en Costa Rica

La iniciativa establece que las pensiones superiores a 2,2 millones de colones mensuales (unos 4.000 dólares)

Presidente de Costa Rica Carlos Alvarado
El presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, firmó este jueves la Ley No. 9796 que recorta las pensiones de lujo en los regímenes del Magisterio Nacional, Gobierno y el Poder Judicial.Presidencia de Costa Rica

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, firmó este jueves una ley que obliga a los "pensionados de lujo" de varios regímenes estatales a pagar una "contribución solidaria" que será invertida en los programas de lucha contra la pobreza extrema.

La iniciativa establece que las pensiones superiores a 2,2 millones de colones mensuales (unos 4.000 dólares) de los regímenes del Magisterio Nacional, del Gobierno central y del Poder Judicial, estarán sujetas, en diversas escalas, al pago de la contribución solidaria.

Según los datos del Gobierno, este rebajo, que aplicará para 4.118 personas que en la actualidad reciben pensiones "de lujo", y supondrá 12.000 millones de colones anuales (unos 21 millones de dólares) que se invertirán en la lucha contra la pobreza extrema.

En Costa Rica la pobreza en general afecta al 21 % de los hogares. La pobreza extrema es el 5,8 %.

El presidente Alvarado dijo en un discurso que esta ley es "un paso importantísimo en una lucha que lleva más de dos décadas para que las pensiones sean justas".

La ley, impulsada por la diputada del partido Restauración Nacional (evangélico), Xiomara Rodríguez, fue aprobada a finales de noviembre pasado por el Congreso en forma unánime.

La legisladora dijo este jueves que la esencia de esta ley es "crear justicia social para que quien más tenga, más aporte".

"Con este recorte, con esta contribución solidaria, creemos que será el inicio para que las finanzas puedan desahogarse aun más", comentó la legisladora.

El tema de las pensiones "de lujo" ha estado en la palestra desde hace unos años en Costa Rica, especialmente por el crecimiento sostenido del déficit fiscal y por nuevos impuestos incluidos en una reforma fiscal que entró en vigencia hace un año.

El año pasado la Sala Constitucional avaló una directriz gubernamental para establecer en 2,3 millones de colones (unos 4.000 dólares) el tope a una serie de pensiones con carga al presupuesto.