Temas Especiales

13 de Jul de 2020

América

Coronavirus, el último actor que irrumpe en las elecciones de EEUU

Lo que ya prometía ser una contienda atípica, avanza hacia unos comicios dominados por la incertidumbre y las posibles consecuencias electorales que tendrá el Covid-19 en EEUU

La aparición del nuevo coronavirus (Covid-19) a finales de diciembre de 2019, en Asia, una enfermedad hasta el momento desconocida, sin vacunas, con una alta tasa de propagación y que mantiene en alerta máxima al mundo que lucha para su contención, llegó a Estados Unidos en uno de los momentos más convulsos en la historia reciente de este país.

Coronavirus, el último actor que irrumpe en las elecciones de EEUU

En menos de nueve meses se celebrarán elecciones presidenciales y del Congreso.

El actual jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, busca la reelección mientras los demócratas se mantienen enfrascados en unas primarias que, por el momento, colocan al ex vicepresidente Joe Biden a la cabeza, seguido por el progresista Bernie Sanders.

Primarias demócratas

Coronavirus, el último actor que irrumpe en las elecciones de EEUU

Si bien lo más probable es que Trump se convierta en el abanderado de los republicanos, en el Partido Demócrata se mantiene la disputa por la candidatura, que ya se ha visto afectada por el brote.

Las campañas, tanto de Biden como de Sanders, han multiplicado esfuerzos en el terreno digital luego de que se vieran obligados a suspender actos proselitistas en estados clave como Florida, Arizona, Illinois y Ohio, este último decidió posponer las primarias por el Covid-19.

Ante la amenaza del brote, la participación también se ha visto menguada con poca asistencia en los centros electorales de esos estados; solo Florida pudo superar la participación de votantes de 2016 vía sufragio por correo.

Igual en el plano discursivo la pandemia ha colocado el debate del sistema de salud estadounidense, cuestionando sus altos costos y poca accesibilidad.

Coronavirus, el último actor que irrumpe en las elecciones de EEUU

Así quedó evidenciado en el último debate demócrata del pasado 15 de marzo, cuando Biden pareció acercarse tímidamente a las propuestas de Sanders, aunque sin asumir los planteamientos de líder del ala más progresista del partido.

Biden insiste en solo expandir la cobertura médica, una posible ampliación de la Obamacare; mientras que Sanders propone un sistema público e integral similar a los esquemas de los países nórdicos.

Para algunos analistas, Biden, que se perfila como el posible ganador de las primarias, estaría buscando acercarse a la base electoral de Sanders, una tarea difícil porque consideran al ex vicemandatario un político históricamente ligado a los intereses corporativos, como las grandes compañías médicas, de seguros y farmacéuticas, contrarias a la inversión en salud pública.

En tanto, Sanders, pese a que salió duramente golpeado de las últimas primarias se mantiene en la carrera, marcando la agenda de la campaña, siendo la coyuntura del brote una oportunidad para impulsar su agenda social o al menos presionar a Biden para que asuma posiciones más a la izquierda.

De los 3,979 delegados de la Convención demócrata, que decidirá el candidato definitivo, Biden suma 1,182 mientras que Sanders tiene 885.

Coronavirus, el último actor que irrumpe en las elecciones de EEUU

Encrucijada para Trump

Desde la Casa Blanca, la situación también se presenta complicada e incluso podría comprometer el proyecto reeleccionista de Trump.

El mandatario ha recibido duras críticas por cómo se ha gestionado la emergencia sanitaria que a la fecha lleva en el país 150 fallecidos y 10,000 contagiados, según datos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

De hecho, el discurso del mandatario ha dado un giro drástico desde que se conociera del primer caso en Estados Unidos, hasta que se convirtió en pandemia global.

En enero, mientras Beijing llevaba una guerra campal contra el coronavirus –entonces solo una epidemia dentro del país asiático y con pocos casos en territorio estadounidense–, Trump solo anunció medidas mínimas para enfrentar el virus.

Coronavirus, el último actor que irrumpe en las elecciones de EEUU

“Lo tenemos totalmente bajo control. Es una persona que vino de China, y lo tenemos bajo control. Estará todo bien”, fueron las primeras palabras que dio el mandatario sobre el tema, el 22 de enero ante la prensa estadounidense.

No fue hasta el 11 de marzo que el presidente admitió la magnitud del problema. Ese mismo día decretó restricciones de viajes a Europa, adelantó el cierre de escuelas y guías para el distanciamiento social.

Al mismo tiempo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró pandemia global el Covid-19.

Este abordaje tardío de la crisis ha recibido fuertes críticas de sus adversarios, que consideran que este subestimó la emergencia y ahora llega “tarde y mal”.

Coronavirus, el último actor que irrumpe en las elecciones de EEUU

Esta semana, Trump anunció que autorizaría el envío de dinero a los ciudadanos que lo necesiten, que se sumó a rescates financieros a las aerolíneas, préstamos a las Pymes, y otras medidas que tiene que acordar con el Congreso.

Sin una fecha de cuándo podría estar bajo control la crisis, la incertidumbre avanza y las consecuencias para las presidenciales aún no son claras.

Coronavirus, el último actor que irrumpe en las elecciones de EEUU

En medio de estos cálculos electorales en tiempos de emergencia, aumenta el temor entre las familias estadounidenses –especialmente en las que forman parte de los casi 40 millones de pobres– que esperan una respuesta efectiva de la Casa Blanca.

La gestión de Trump en esta crisis puede ser la que galvanice el camino hacia su segundo mandato o el ancla que propicie su derrota el próximo 3 de noviembre.