Temas Especiales

04 de Jun de 2020

América

Biden mantendrá la embajada en Jerusalén si llega a la Casa Blanca

El actual presidente, Donald Trump, trasladó en 2018 la Embajada estadounidense de Tel Aviv -sede de la mayoría de representaciones diplomáticas- a Jerusalén

Exvicepresidente de los EEUU, Joe Biden
Exvicepresidente de los EEUU, Joe BidenEFE

El virtual candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, aseguró este miércoles que mantendrá la Embajada de EE.UU. en Israel en la ciudad de Jerusalén si gana las elecciones en noviembre próximo.

El actual presidente, Donald Trump, trasladó en 2018 la Embajada estadounidense de Tel Aviv -sede de la mayoría de representaciones diplomáticas- a Jerusalén, cuya soberanía Israel se disputa con los palestinos.

Trump también reconoció a Jerusalén como capital de Israel así como su soberanía sobre los Altos del Golán, decisiones todas en apoyo al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y que suscitaron un gran rechazo entre la comunidad internacional.

Biden afirmó durante un evento virtual de recaudación de fondos este miércoles que trasladarla de nuevo a Tel Aviv sería, en su opinión, contraproducente para los esfuerzos de paz.

Para Biden, la decisión de Trump fue "corta de miras y frívola" al no darse las "condiciones" para el traslado: "Debió haberse dado en el contexto de un acuerdo más amplio para ayudarnos a lograr concesiones importantes para el proceso de paz".

"Ahora está hecho, no trasladaría la embajada de vuelta a Tel Aviv", añadió.

El exvicepresidente de Barack Obama (2009-2017) también aseguró que abrirá un consulado en Jerusalén Este, bajo control palestino, para avanzar en la llamada solución de dos Estados.

Aunque la campaña de Biden anunció hace tiempo su decisión de mantener la embajada en Jerusalén, la de este miércoles es la primera vez que el virtual candidato se refiere a la cuestión. De hecho, ningún candidato demócrata había propuesto devolver a Tel Aviv la sede diplomática.

Como senador, Biden apoyó en 1995 la ley que dio cobertura legal al traslado de la embajada de Tel Aviv a Jerusalén, un movimiento, sin embargo, que los Gobiernos de Bill Clinton, George W. Bush y Obama fueron postergando durante más de dos décadas.