Temas Especiales

06 de Jul de 2020

América

Cientos de autobuses toman Washington para pedir ayudas al sector

Según la American Bus Association, la principal organización del sector, estas empresas tienen un total de 100.000 empleados, el 90 % de los cuales han sido despedidos durante la pandemia

Washington
WashingtonEFE

Cientos de autobuses privados de todo EE.UU. tomaron este miércoles las calles de Washington para protestar por la falta de ayuda oficial ante la crisis del coronavirus pese a las subvenciones dadas al transporte aéreo o los ferrocarriles.

"El propósito de la manifestación es llamar la atención del Congreso y hacerles saber que estamos aquí y que estamos pidiendo apoyo", dijo a la prensa local el vicepresidente de la compañía de autobuses Barons Bus Services, Patrick Goebel.

"Si las cosas no cambian, existe la posibilidad de que podamos pasar casi un año completo sin ingresos para nuestro servicio chárter de autocares", agregó el representante de la empresa, con sede en Cleveland (Ohio).

Según la American Bus Association, la principal organización del sector, estas empresas tienen un total de 100.000 empleados, el 90 % de los cuales han sido despedidos durante la pandemia.

Este es el caso de Don Way, de la empresa All-Ways Trans Plus, de Ashland (Kentucky), que aseguró que ha tenido que despedir a todos sus empleados tras suspender totalmente sus servicios desde el 15 de marzo y les han dejado fuera de los programas oficiales de estímulo.

El propio Way condujo uno de sus autobuses a la concentración en Washington para presionar por la concesión de un alivio financiero para el sector de los autocares privados, que consideran que es uno de los pilares del transporte terrestre en EE.UU.

Way calcula que su empresa ha perdido 240.000 dólares en ingresos desde marzo y no avizora una mejora del sector en meses, dado el temor de la gente a viajar en tiempos de pandemia.

"Las aerolíneas, la industria hotelera, los cruceros fueron rescatados. Somos una industria totalmente olvidada", dijo Way, quien pide al Congreso "suficiente para cubrir las cuentas" mientras tiene que permanecer inactivo debido a la pandemia.

Un panorama similar es el que presentó John Lizak, presidente del Servicio de Autobuses Lizak, de Warren (Massachusetts), quien aseguró que sin un rescate van a tener que cerrar definitivamente.

"No he visto un dólar en dos meses. Y no veo que nada vaya a cambiar la situación en el futuro previsible", dijo Lizak.

La industria considera que con subvenciones, garantías de préstamos y créditos concesionarios por valor 15.000 millones de dólares podrían afrontar el bache.

La concentración de autobuses fue organizada por la American Bus Association y la United Motor Coach Association, que esperaban poder llevar a un millar de vehículos a Washington, en una fila de más de diez kilómetros de largo.

Según cifras del sector, la industria de autobuses de EE.UU. está integrada por unas 3.000 compañías que operan unos 36.000 vehículos que mueven casi 600 millones de usuarios al año, generando más de 237.000 millones en ingresos por transporte, viajes y turismo.

Estados Unidos supera los 1,3 millones de casos confirmados de COVID-19 y los 82.000 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad John Hopkins.

El estado de Nueva York se mantiene como el gran epicentro de la pandemia en Estados Unidos con más de 338.000 contagiados y unos 27.000 decesos. Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto más de 20.000 personas.